Zaragoza

Vuelven las pancartas por el soterramiento de la línea de alta tensión de Parque Venecia

Desde el domingo por la mañana, en las torres de alta tensión que discurren junto al barrio cuelgan carteles que demandan que se lleven a cabo las actuaciones previstas en la zona con los cerca de 800.000 euros que sobraron de la Junta de Compensación.

Pancartas en Parque Venecia
Asociación de Vecinos Parque Venecia

‘Torres fuera’ y ‘torres no’ son los mensajes que, desde el domingo por la mañana, pueden leerse en los postes de alta tensión situados en un talud paralelo a Parque Venecia, a escasos metros de algunas viviendas del barrio. Con esta acción ciudadana, los vecinos de la zona pretenden llamar la atención del Ayuntamiento de Zaragoza para que este agilice el soterramiento de la línea, una de las principales reivindicaciones de los residentes.

Esta y otras propuestas de mejora del barrio nacieron de un proceso participativo iniciado por los propios vecinos y debían cubrirse con el dinero no utilizado por la Junta de Compensación, una cantidad que roza los 800.000 euros. No obstante, el asunto lleva paralizado desde hace más de tres años y temen que nunca llegue a desbloquearse. “Corremos el riesgo de que ese dinero entre en la caja del Ayuntamiento y se termine utilizando para cubrir deuda”, explica José Antonio Andrés, presidente de la Asociación de Vecinos Parque Venecia.

Las “promesas incumplidas”, como las califica Andrés, se remontan a la anterior legislatura socialista, cuando a nivel interno, la asociación inició un proceso participativo interno en el que animaron a los socios a proponer las mejoras que considerasen que tenían que llevarse a cabo con ese dinero. Tras la llegada de ZEC al consistorio, ese proceso se hizo público y en 2016 volvieron a votar qué obras deseaban que salieran adelante, pero ninguna se ha materializado por el momento. “Han tenido tiempo suficiente para ejecutarlas. Siendo que está el dinero y el convenio entre las dos partes, ¿cuál es el problema”, se pregunta Andrés en referencia al acuerdo al que llegaron el Ayuntamiento y la Junta.

Conexiones peatonales con el Canal Imperial

Entre las propuestas más votadas por los vecinos, además de la supresión de la línea de alta tensión, se encuentra también la creación de accesos peatonales adecuados que comuniquen el barrio con el anillo verde que hay junto al Canal Imperial y la plantación de vegetación autóctona y de bajo coste de mantenimiento en la zona.

No obstante, la prioridad de la asociación es la eliminación de las torres eléctricas por su cercanía con algunas viviendas y por el riesgo que eso conlleva. De hecho, esta no es la primera vez que aparecen este tipo de pancartas. Vieron la luz por primera vez en 2016, pero como la situación no ha cambiado desde entonces, los vecinos han decidido volver a colocarlas. “Muy cerca de ellas hay un grupo de viviendas. Cuando los propietarios las compraron se les dijo que la línea de alta tensión se iba a soterrar. Las adquirieron con la seguridad de que iba a desaparecer”, lamenta Andrés. Además, desde el colectivo vecinal aseguran que ha habido algún conato de incendio, ya que están situadas en una parcela llena de matorrales y maleza.

Otras propuestas derivadas de la votación son el arreglo de una escorrentía en la parcela de equipamiento EE 05 y la habilitación de un tercer carril en la avenida Tiziano, lo que “aliviaría la salida del tráfico de la zona”, congestionado en muchas ocasiones por los vehículos que se dirigen al centro comercial Intu Puerto Venecia. Sin embargo, la asociación desconoce cuánto dinero se invertiría en cada actuación, por lo que estas últimas se llevarían a cabo solo si sobrara tras la ejecución de las más prioritarias.

La preocupación de la entidad vecinal va en aumento a medida que se acercan las elecciones, por lo que exigen al Ayuntamiento que agilice los trabajos para que puedan comenzar antes de los comicios. “Pedimos que el Gobierno ejecute las obras antes, o que al menos, las inicie, porque nadie está haciendo nada”, apunta Andrés.

Un nuevo centro de salud

Otras de las reivindicaciones de la Asociación de Vecinos de Parque Venecia en estos momentos es la construcción de un nuevo centro de salud que dé servicio a los vecinos del barrio. Actualmente tienen que acudir al de Torrero-La Paz, un ambulatorio cuya saturación se ha denunciado varias veces en las últimas semanas. Según Andrés, la demora para la atención en pediatría puede alcanzar los siete días, mientras que los adultos “tienen que esperar de dos a tres horas para ser atendidos una vez en el ambulatorio”, a pesar de tener cita.

El barrio de Parque Venecia cuenta con aproximadamente 5.600 vecinos empadronados –muchos de ellos población infantil-, aunque es posible que la población real sea mayor de la que muestran las cifras oficiales. “No todos los residentes de Parque Venecia se empadronan en el barrio, ya que así no tienen que cambiar de centro de salud y evitan tener que acudir al de Torrero”, concluye Andrés.

Etiquetas
Comentarios