Zaragoza

ZARAGOZA

Pablo Muñoz dice haber "desatascado" los proyectos urbanísticos paralizados

El edil de ZEC hace balance y asegura que deja una ciudad planificada para los próximos 10 años.

El edil de ZEC, durante una comisión de Urbanismo
Oliver Duch

La reforma del Mercado Central, la unanimidad para sacar adelante el plan de los depósitos de Pignatelli y las negociaciones con el Adif por Tenor Fleta y la avenida de Cataluña son algunos de los logros que el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, destacó este lunes de su gestión de los últimos cuatro años. El edil de ZEC aseguró que ha conseguido "desatascar proyectos que llevaban muchos años paralizados" –citó los Baños Judíos o la Imprenta Blasco– y reconoció también que la espina clavada de su área es que no se logró salvaguardar el patrimonio industrial de la factoría Averly en su totalidad.

Muñoz, que no repetirá en el próximo mandato, dijo este lunes que deja una planificación de ciudad para los próximos diez años y deseó que su sucesor continúe poniendo el acento en "lo cotidiano, como los mercados, la vuelta a los barrios o la mejora de las calles".

En su balance no podía faltar la mención al "urbanismo de las pequeñas cosas" y, en este sentido, citó actuaciones para recuperar "más de 45 solares", para poner freno a casi 5.000 nuevas viviendas en Parque Venecia y San Lamberto, y para impulsar la nueva política de cota cero, que se inició hace unos meses –no sin polémica– por la céntrica calle de Don Jaime I.

Las reformas de las calles Oviedo, Antonio Leyva o Tierno Galván también forman parte de su haber, si bien el concejal se despide con ganas de ver el nuevo parque Pignatelli –que duplicará su superficie verde– y el estreno del Mercado Central, una obra de casi 12 millones de euros de inversión, "que ejemplifica la el modelo de ZEC para que Zaragoza aproveche su huerta periférica y apueste por el pequeño comercio de cercanía", afirmó Muñoz.

Etiquetas
Comentarios