Zaragoza

ZEC anuncia que no recurrirá la sentencia y suspende las licencias del outlet

El concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha celebrado el fallo del TSJA que anula el plan especial de Torre Village.

Comienza el proceso de selección para cubrir los más de 800 empleos que generará Torre Village
Heraldo

El Ayuntamiento de Zaragoza no recurrirá la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que anula el plan especial para la construcción de Torre Village, el gran centro comercial de Pikolín en la carretera de Logroño. De hecho, el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha celebrado el fallo judicial y ha anunciado que va a suspender todas las licencias -las concedidas y las que estaban en tramitación- relacionadas con el proyecto.

“La asesoría jurídica tendrá que determinar si se recurre o no, lo que pasa es que los propios informes del Ayuntamiento ya decían que esos usos no eran compatibles por lo que, en coherencia, el Ayuntamiento no recurrirá”, ha detallado el edil. A su juicio, “hoy es un día grande para el comercio de Zaragoza”, después de que el TSJA haya anulado un plan especial que salió adelante con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos, frente al rechazo del gobierno de ZEC y de CHA.

“La creación de otro gran centro comercial iba a dar la puntilla al comercio de proximidad”, ha señalado Muñoz, quien ha recordado que entre la lista de entidades y partidos que recurrieron el proyecto se encontraba ZEC, IU, Podemos, la Federación de Barrios, asociaciones de comerciantes de San José, Ecologistas en Acción, y los sindicatos UGT y CC. OO.

El concejal ha criticado que la empresa Iberebro, impulsora del proyecto, consiguiera “meter por la gatera un centro comercial de grandísimas dimensiones en suelo industrial con el tripartito de moda”. En este sentido, el tribunal sentencia que el Plan Especial es contrario al Plan General de Ordenación Urbana. Por ello, Muñoz ha apuntado que ahora está anulado el proyecto de urbanización y las licencias, e “incluso las expropiaciones están fuera de la ley”. “Las obras de urbanización no se levantarán, pero las que no estén terminadas se paralizarán”, ha anunciado.

Respecto a un posible recurso por parte de Iberebro, “la empresa deberá decidir si intenta seguir construyendo un centro comercial para el que no va a tener autorización o no”. “Yo les recomendaría que no recurrieran”, ha dicho el edil.

Etiquetas
Comentarios