Despliega el menú
Zaragoza
Fiestas del Pilar 2019

El interventor pide a ZEC que actúe ante los incumplimientos del gestor del Parking Norte

La auditoría de Zaragoza Cultural confirma que no se exigieron las mejoras ofertadas, sugiere incautar la garantía y reclamar los posibles daños y perjuicios causados.

Concierto de Melendi en el Parking Norte durante las fiestas del Pilar de 2017.
Concierto de Melendi en el Parking Norte durante las fiestas del Pilar de 2017.
D. Marzo / Heraldo

El interventor municipal confirma que el Ayuntamiento no supervisó el cumplimiento de las mejoras prometidas por Ferias Lanzuela para hacerse con el contrato de gestión del Parking Norte entre los años 2014 y 2017. Así lo refleja en la auditoría de la sociedad municipal Zaragoza Cultural, en la que refleja que, tal y como publicó este periódico, la empresa concesionaria del mayor recinto festivo de las Fiestas del Pilar dejó sin ejecutar hasta diez promesas que fueron claves para hacerse con el contrato. Por ello, el órgano fiscalizador reclama al equipo de gobierno de ZEC que documente los incumplimientos, determine su valoración, incaute la garantía y reclame los posibles daños o perjuicios ocasionados.

Entre otras cláusulas, la empresa incumplió la promesa de repartir 2.000 invitaciones diarias a colectivos en riesgo de exclusión, que suman un total de 72.000 en cuatro años, y un valor aproximado de 800.000 euros. Es solo una de la decena de mejoras que quedaron en el tintero. Así ocurrió, por ejemplo, con la posible celebración de un día de carácter solidario que, según la oferta presentada en el concurso de 2014, debía conceder la recaudación a Cáritas. Nunca se llegó a celebrar, como tampoco se hizo realidad la promesa de que el 10% de la plantilla que trabajara esos días en el recinto tuviera alguna discapacidad.

Pero la lista de irregularidades fue mayor. No se ejecutó una campaña de colaboración con la plataforma social ‘Prioridad 0,0’, para reducir el consumo de alcohol; tampoco había carteles que mostraran la oferta de productos aptos para celiacos, ni se facilitaron vasos reutilizables a los miles de personas que pasaron por las carpas del Actur. De igual manera, no se instalaron baños conectados a la red de saneamiento, ni cajeros automáticos y puntos de recarga de teléfonos. Además, la empresa ganadora del concurso lo hizo asegurando que firmaría un convenio de colaboración con la fundación Federico Ozanam para contratar personal. Ferias Lanzuela dijo que no se llevó a cabo ya que esta entidad les había comunicado que "no tenían trabajadores".

Todas estas irregularidades quedaron reflejadas en varios informes que elaboró Zaragoza Cultural tras la denuncia presentada por uno de los licitadores que perdieron el concurso ante Ferias Lanzuela. Ahora el interventor municipal certifica que "no se han realizado actuaciones formales de requerimiento al concesionario por posibles incumplimientos" y recuerda que "las mejoras ofertadas forman parte de la concesión y se convierten en obligaciones del adjudicatario, sin que pueda la Administración renunciar a ellas".

Medidas propuestas

En este sentido, la auditoría advierte de que "es una obligación de quien tiene atribuido el control de la concesión controlar el cumplimiento de todas las obligaciones derivadas de la misma". Por ello, apunta que "Zaragoza Cultural debería documentar los incumplimientos", así como "determinar su valoración" y "en su caso, y tras la tramitación de procedimiento contradictorio con audiencia al concesionario, incautar la garantía constituida para responder de las obligaciones del concesionario". Dicha fianza se fijó en 60.000 euros.

En cualquier caso, el interventor apuesta por "reclamar, si procede, las oportunas cantidades por los daños o perjuicios que hubieran podido causarse". Sin embargo, la auditoría lamenta que "la dilación en el tiempo, y la ausencia de actos administrativos de control durante la vigencia de la concesión dificultarán cualquier actuación posterior".

Asumido ese problema, el interventor recomienda, no obstante, "acreditar a través de informes técnicos los incumplimientos habidos durante el periodo de la concesión del Parking Norte e iniciar las actuaciones administrativas tendentes a determinar las consecuencias jurídicas que puedan derivar de ellos".

IVA "improcedente"

El Ayuntamiento de Zaragoza no solo ha dejado sin sanción los incumplimientos de las mejoras prometidas en la licitación por el último gestor del Parking Norte entre 2014 y 2017. También le facturó a esta empresa, Ferias Lanzuela, 222.600 euros en concepto de IVA por la cesión del terreno de manera "improcedente", según advierte ahora el interventor municipal. En concreto, el adjudicatario ha pagado al Consistorio 320.650 euros (265.000 más 55.650 de IVA) por cada uno de los años de concesión, lo que suma una cifra final de 1.282.600 euros.

Sin embargo, la auditoría de la sociedad municipal Zaragoza Cultural, a la que ha tenido acceso este periódico, refleja que "las percepciones derivadas de la utilización privativa o el aprovechamiento especial de bienes de dominio público tienen naturaleza jurídica de tasa" de acuerdo a la normativa vigente, por lo que no están sujetas al IVA. Es decir, Zaragoza Cultural "no debería haber facturado el 21% de IVA por el concepto de canon a favor de la Hacienda Pública", resume el interventor.

Etiquetas
Comentarios