Zaragoza

Una urbanización fantasma plagada de agujeros y maleza en La Muela

El sueño de crear una gran zona con capacidad para 1.500 viviendas dejó paso a una década de abandono y vandalismo en medio de un largo proceso judicial

Hilera de alcantarillas sin tapa en uno de los espacios centrales de la urbanización, con los molinos al fondo.
Toni Galán

Decenas de alcantarillas sin tapa, registros de la luz abiertos y totalmente desmantelados, maleza... y abandono. Esta es la imagen que presenta la que se iba a convertir en una macrourbanización en La Muela hasta que las operaciones irregulares destapadas en la ‘Operación Molinos’ paralizaron el sueño de levantar más de 1.500 viviendas en un terreno que agoniza desde hace años.

Un paseo por el Alto de La Muela Norte, que aspiraba a ser prácticamente otro pueblo, evidencia un deterioro que se agrava con el paso del tiempo y con la acción de los ladrones. El terreno, situado a varios kilómetros del casco urbano, se empezó a urbanizar, y siguen en pie las farolas de la arteria principal, de unos 7 kilómetros. A lo largo del trayecto se observan las canaletas completamente abiertas, tal y como las dejaron los ladrones, que se cebaron también con las tapas de las alcantarillas.

Los agujeros salpican este terreno, cubierto de rastrojo. Algunos, incluso, aparecen en la calle por la que pueden transitar los coches, ya que no hay señales o vallas que impidan el paso. Hay huecos que no son demasiado profundos, aunque otros llegan a alcanzar los diez metros. En una plaza circular se observan arquetas de mayor tamaño, también al descubierto, que pueden entrañar un serio riesgo si alguien camina por ese entorno. Aún está en pie uno de los parques infantiles que iba a tener esta urbanización, aunque la maleza rodea los columpios y los agujeros aparecen en la zona, algunos incluso ocultos por la vegetación.

El alcalde de La Muela, Adrián Tello (CHA), recuerda que esta obra "está sin recepcionar" y, además, lleva años judicializada. Sobre la urbanización sobrevuelan varios procesos, como la demanda de tres vecinos, que denunciaron la presunta usurpación de cinco hectáreas en 2004, por lo que reclaman 6,5 millones.

Una sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 5 de Zaragoza, de enero de 2017, estimaba el recurso interpuesto por la Junta de Compensación del Sector 1 del PGOU La Muela, de manera que el Ayuntamiento tendría que recibir formalmente las obras de urbanización. El Consistorio elevó esta decisión al Tribunal Superior de Justicia, y el caso está pendiente de resolver.

"La urbanización está abandonada desde 2008, y en 2010 la Junta de Compensación abandonó la vigilancia", por lo que han proliferado los destrozos y vandalismo. En caso de que el Ayuntamiento tuviera que asumir este terreno "no podría soportar esa carga", adelantó el regidor, porque "está todo deshecho". Aunque la falta de arquetas no sería lo peor, dijo, porque falta un colector que pase por el polígono Centrovía hasta la depuradora de Plaza. Sin esa infraestructura "no se pueden dar licencias urbanísticas", pero "el coste superaría 1,5 millones de euros e implicaría la expropiación de tierras a particulares".

Y mientras el panorama de esta zona es desolador. "Hay particulares y empresas que han puesto mucho dinero, y ahí se quedó", aseguró Adrián Tello: "Independientemente de cómo quede el tema judicialmente, van a tener que pasar todavía muchos años". "A día de hoy, es una propiedad privada, pero se han pedido informes a los servicios jurídicos para ver si se puede hacer algo respecto a la seguridad", dijo.

Etiquetas
Comentarios