Despliega el menú
Zaragoza

Casi 2.000 ciclistas celebran en Zaragoza el aumento de las penas de los delitos al volante

Una marcha reivindicativa ha partido este domingo de la capital aragonesa con destino a Jaulín, previa lectura de un manifiesto en el que se aplaudió la reforma del Código Penal que permitirá castigar con hasta cuatro años de cárcel a los conductores que se fuguen tras un accidente grave.

Marcha ciclista reivindicativa por una mayor seguridad vial
Marcha ciclista reivindicativa por una mayor seguridad vial
José Miguel Marco

Cerca de 2.000 ciclistas de una veintena de clubes aragoneses se han sumado este domingo a la ya tradicional marcha reivindicativa que cada año parte de Zaragoza para exigir más respeto y seguridad en las carreteras. La convocatoria ha tenido una respuesta masiva y ha servido para celebrar la recién aprobada reforma del Código Penal, por la que se podrán castigar de forma más severa las imprudencias graves al volante y que convertirá en delito lo que hasta ahora se sancionaba como una mera infracción: el abandono del lugar del accidente.

La concentración comenzó a las 9.15 en la gasolinera de Valdespartera, donde se ha dado lectura a un manifiesto. Tras una salva de aplausos, escoltados por las patrullas de la Guardia Civil de Tráfico, los cientos de ciclistas participantes iniciaron el recorrido de 35 kilómetros entre la capital aragonesa y la ermita de la virgen de la Dorleta, a unos siete kilómetros de la localidad zaragozana de Jaulín. Una vez allí y tras una ofrenda de flores, los asistentes tenían previsto reponer fuerzas gracias al chocolate caliente que les tenía preparado la organización, a cargo del Club Ciclista Ibetia.

Después, unos han optado por prolongar la fiesta y otros por regresar, aunque se esperaba que fueran muchos los clubes que tras respaldar las reivindicaciones en materia de seguridad vial del colectivo continuaran su entrenamiento dominical. Con estas salidas populares, los ciclistas intentan concienciar a los conductores de lo frágil que resulta una bicicleta sobre el asfalto: ya sea en carretera o en casco urbano. Por ello, exigen "respeto mutuo" y evitar conducir bajo los efectos del alcohol o cualquier otra droga. Los accidentes provocados por el uso imprudente del móvil –ya sea contestando a una llamada o incluso a un mensaje de Whatsapp– se han multiplicado, de ahí que el colectivo de las dos ruedas insista también en la necesidad de atajar estas conductas.

Video:Cientos de ciclistas toman la carretera en Zaragoza para reivindicar ms seguridad vial
Pero la marcha reivindicativa ha tenido un carácter de celebración, ya que fue el pasado miércoles, 20 de febrero, cuando el Senado aprobó las reformas impulsadas por la iniciativa liderada por Ana González, la viuda de un ciclista –Óscar Bautista, de 37 años– al que un camión arrolló y mató en 2013 en la carretera de Toledo cuando circulaba con su bicicleta por el arcén. El conductor se ausentó del lugar del accidente, pero como el ciclista falleció en el acto, no se le pudo imputar el delito de omisión de socorro y solo se le pudo condenar por homicidio imprudente.

La mujer del fallecido inició una cruzada para que ninguna muerte en carretera quedara impune y se castigaran con más severidad este tipo de imprudencias. Y lo ha conseguido, puesto que dentro de poco darse a la fuga tras un siniestro de tráfico se castigará con penas de hasta 4 años de cárcel.

Critican la falta de concreción

"En líneas generales, estamos contentos con la reforma. Pero igual ha faltado algo de concreción. Por ejemplo, cuando se dice que se podrá condenar con hasta 9 años de cárcel a quien provoque un accidente con un número elevado de fallecidos. ¿Cuántos son esos?", se pregunta el vicepresidente del Club Ciclista Iberia, Pedro García. Este recuerda que evitar muertes sobre el asfalto también es competencia de la administración. "Los arcenes de las carreteras aragonesas están en general muy descuidados. Hacemos muchas salidas a provincias limítrofes: Soria, Castellón, Tarragona... Y nos da mucha envidia ver como allí hasta los arcenes de los caminos asfaltados están mejor", explica.

Tampoco evita la autocrítica y que el bum que ha experimentado el deporte en general y el uso de la bicicleta en particular ha hecho que mucha gente circule sin respetar la normativa.

Etiquetas
Comentarios