Zaragoza

Los pasionistas investigan un supuesto caso de abusos en el Seminario de Zuera tras una denuncia anónima

Un hombre, bajo seudónimo, denuncia públicamente un presunto "abuso sexual continuado" entre 1988 y 1997, cuando era menor de edad.

El Arzobispado de Zaragoza asegura que no tiene conocimiento de los hechos más allá de la publicación de la carta, y aclara que la jurisdicción del supuesto caso corresponde a los pasionistas.
Pedro Etura/Heraldo

La Congregación de la Pasión, conocida como los pasionistas, investiga un supuesto caso de "abuso sexual continuado" en el seminario de San Gabriel de la Dolorosa de Zuera entre los años 1988 y 1997. Lo han hecho tras la carta abierta que publicó hace dos semanas la publicación ‘Religión Digital’, en la que la supuesta víctima, bajo el seudónimo de Óscar Paz, denunciaba los hechos.

Fuentes de la congregación han señalado este jueves a HERALDO que en cuanto tuvieron conocimiento de la denuncia pública se pusieron a "investigar y revisar" los supuestos hechos para "aclarar lo que haya que aclarar". Además, han añadido que el próximo lunes harán público un comunicado institucional sobre este asunto, que califican de "muy complejo" por tratarse de una denuncia anónima en la que no se cita a los autores de los presuntos abusos.

Esta polémica llega horas después de que se conocieran los supuestos abusos de un religioso y profesor de las Escuelas Pías en Alcañiz en 1983, y justo el día que el Papa Francisco ha inaugurado en el Vaticano la cumbre sobre abusos, con el que pretende discutir y afrontar "este mal que aflige a la Iglesia y a la Humanidad".

En la carta abierta, la supuesta víctima relata el "abuso sexual continuado por dos sacerdotes" del seminario de Zuera -ahora cerrado- entre 1988 y 1997, "siendo menor de edad". Añade que a día de hoy no tiene "ni fuerzas ni energías" para afrontar un proceso penal para denunciar los hechos. "Lo que quiero es ayudar a la Iglesia como víctima y sobreviviente, para que pueda responder con audacia y sin miedo a las víctimas de abuso sexual del clero", añade la carta.

El autor de la misiva anónima pide que no se tenga miedo a las víctimas de abuso sexual, sino a los abusadores y a quienes se comportan como ellos con actitudes de bloquear, silenciar y acosar a quienes un día pudimos romper el silencio". "No solo destrozaron mi tierna piel en el momento más vulnerable de mi niñez, sino que todavía siguen abusando de su autoridad sagrada y de su institucionalidad, y son cómplices de la impunidad y del silencio", prosigue.

La carta va supuestamente dirigida a un arzobispo, aunque fuentes del Arzobispado de Zaragoza señalan que allí no ha llegado la misiva, de la que únicamente tienen conocimiento, según afirman, por su publicación en el citado portal digital. Las mismas fuentes añadieron que el Arzobispado no tiene "jurisdicción" sobre el supuesto caso, ya que deben ser los padres pasionistas quienes se encarguen del mismo.

Desde la Congregación de la Pasión apuntan que, igualmente, solo conocen los presuntos abusos por la citada carta. Al no haber referencias a personas concretas, la investigación se complica. "Cuando haya nombres, haremos lo que tengamos que hacer", aseguran. Tras las primeras indagaciones internas que han hecho, dicen que mantienen por el momento una "absoluta serenidad" con este caso, dentro de la "importante alerta" que ha despertado en el seno de esta congregación religiosa.

Etiquetas
Comentarios