Despliega el menú
Zaragoza

Las manifestaciones proliferaron en Zaragoza en los años álgidos de la crisis

Los motivos que más aumentaron fueron los conflictos laborales, los asuntos relacionados con la igualdad y la violencia de género y los que tienen que ver con la educación.

La más multitudinaria, con 37.000 participantes, fue la manifestación del 8 de marzo.
Las manifestaciones proliferaron en Zaragoza en los años álgidos de la crisis
Aranzazu Navarro

Los años 2012, 2013 y 2014 fueron los que mayor número de manifestaciones y concentraciones se llevaron a cabo en Zaragoza y provincia, en coincidencia con los peores momentos de la crisis y los recortes aplicados en servicios públicos y salarios.

En 2013 se celebraron un total de 1.907, aunque 646 no contaron con ningún asistente y solo 2 tuvieron entre 5.001 y 10.000 participantes, mientras que de las 1.352 celebradas el año antes, 220 no contaron con respaldo de público pero dos registraron una afluencia de más de 30.000 personas, cuatro entre 20.001 y 30.000 y dos entre 10.001 y 20.000.

Así se refleja en el primer inventario de servicios al ciudadano impulsado por la Subdelegación del Gobierno en Zaragoza que este jueves ha presentado en rueda de prensa el subdelegado, José Abadía, y que tiene como fin contar con "una foto fija" que permita marcar unos objetivos de cara a lograr una mejora continua de la labor que desarrolla esta institución.

Los motivos de reunión más demandados entre los años 2011 y 2018 fueron los conflictos laborales; los asuntos relacionados con la igualdad y violencia de género, con 93 solicitudes el pasado año, una de ellas, la del 8 de marzo, la más multitudinaria con 37.000 participantes; o con la educación, entre las que destaca la convocada por la enseñanza concertada en 2017 que reunió a 30.000 personas.

También experimentaron un incremento las movilizaciones de sanidad o las relacionadas con la política nacional, mientras que se mantuvieron estables las de ecología y derechos de los animales, las de política internacional o las convocadas por motivos religiosos.

Durante 2018 entraron a las diversas áreas de la subdelegación del Gobierno, donde trabajan 190 personas, 98.059 expedientes (un 8,34 % más que en 2017) y fueron resueltos 89.115, si bien la carga pendiente a 31 de diciembre era de 12.828 expedientes, un 17,3% menos que tres meses antes.

Por áreas, la que maneja un mayor volumen de expedientes es la Oficina de Extranjeros con 22.241, de los que se han resuelto 21.974 en 2018, año en el que se superaron las 64.000 atenciones presenciales para información o trámites de extranjería, y otras 26.160 consultas se prestaron por teléfono.

También destaca el gran volumen de expedientes en el Área de Sanidad de análisis de drogas e inspección farmacéutica, que contabilizó una entrada de 15.782 expedientes, de los que se resolvieron 15.646.

El área de Información y Atención al Ciudadano, el 060, realizó el pasado año 226.946 consultas, entre las que destacaron las atendidas por la Oficina de Extranjeros (90.310); la de Información y Registro (77.843); Agricultura (28.864); Alta Inspección de Educación (23.974) y Fomento, incluido el Instituto Geográfico Nacional (2.836).

Por su parte, el registro de entrada y salida de documentación, herramientas de identificación electrónica (FNMT y cl@ve) llevó a cabo 286.443 actuaciones frente a las 266.624 de 2017 (un 7,43 % más).

Para este 2019, la subdelegación tiene previsto hacer una memoria de actividades de 2018 de cada área; reducir la carga pendiente, revisar y adaptar la guía de procedimientos, con revisión de la información en sede electrónica y actualizar la información sobre procedimientos.

El subdelegado del Gobierno ha destacado que el índice de satisfacción de la encuesta de usuarios refleja 3,84 puntos sobre 5, si bien ha reconocido la necesidad de dar a conocer mejor la cantidad de actividad que desarrolla esta institución, con servicios que trabajan "día y noche" y de manera coordinada.

Etiquetas
Comentarios