Zaragoza

El menor transexual de Calatayud obtiene al fin su DNI tras meses de lucha

Gabriel Delgado Suárez recogió ayer su documento con el nombre que había solicitado en junio y que le negaron

Gabriel posa con su DNI a su salida de la Comisaría de Calatayud.
Macipe

"Estoy eufórico, como en una nube". Así reconocía sentirse Gabriel Delgado Suárez, el menor trans de Calatayud a quien el Registro Civil le denegó el cambio de nombre, al salir de la Comisaría de la Policía Nacional en la ciudad bilbilitana con su DNI ya actualizado. Pasaban unos minutos de las 8.30 de la mañana y lo hacía acompañado de su padre y con la vista puesta en el reloj: las clases en el instituto ya habían empezado.

Antes de encaminarse al centro educativo, Gabriel reconocía que tener en su poder un simple rectángulo de plástico tenía un importante significado. "Es el final de una lucha que nunca tendría que haber empezado", remarcaba el joven portando su recién estrenado carné de identidad. "Estos meses de angustia han sido porque alguien dijo que no podía llamarme como me llamo", por lo que "es un alivio haber ganado ya esta batalla".

Es también el último capítulo de una historia que comenzó el 12 de junio del año pasado, cuando su familia presentó la solicitud del cambio de nombre. Tres meses después, la jueza del Registro Civil bilbilitano Paola García, con el respaldo del Ministerio Fiscal, rechazaba el cambio de nombre porque, según alegaba, incurría "en una de las prohibiciones del artículo 54 de la Ley del Registro Civil al inducir a error en la identificación". "Remite inequívocamente al sexo masculino mientras que el inscrito –el registral de origen– es femenino", sentenciaba.

Cuestionado por si llegó a valorar ponerse otro nombre, su contestación es rotunda: "No. Nunca pensé ponerme otro nombre, ni siquiera Gabi, porque yo soy un hombre y Gabriel es un nombre de hombre, no quería un nombre neutro. Y se corrigen los errores y el error no era mi nombre, el error era lo que había dictado la jueza". Ante la negativa, su siguiente paso fue presentar en octubre un recurso ante la instancia superior, la Dirección General de los Registros y el Notariado.

Después de meses de espera, el pasado jueves la familia recibía la resolución al recurso, que autorizaba así el cambio de nombre. Su primera decisión, con el dictamen en mano y la partida de nacimiento ya corregida, fue acudir a la Comisaria de Calatayud para solicitar el DNI, que ha tardado en materializarse una semana por temas burocráticos.

Video:El joven transexual Gabriel Delgado cambia su nombre en el DNI tras presentar 129.000 firmas
"Con esto me ahorro todas las incomodidades, como tener que estar contando mi vida personal a gente a la que no tendría por qué hacerlo", subraya Gabriel. En este sentido, explica:En este sentido, explica:"Al sacarme un billete de bus por internet, tenía que poner mi anterior nombre registral, cuando mi verdadero nombre es otro. Por esa diferencia tenía que dar explicaciones innecesarias sobre mí".

Gracias al revuelo que generó su caso, el Ministerio de Justicia dictó una instrucción para que los Registros Civiles unificasen criterios y faciliten el cambio de nombre para casos similares. Pero sigue habiendo una asignatura pendiente: una ley estatal que los ampare. "El problema es a nivel nacional, estamos muy perdidos", sintetizaba Gabriel, valorando en su caso el apoyo de la Asociación Chrysallis. Se refería a la falta de avances en el Congreso de los Diputados a la modificación de la ley de rectificación registral y respecto a las proposiciones de ley sobre igualdad y no discriminación de las personas LGTBI y sobre protección jurídica de las personas trans. Con todo, Gabriel se mostraba agradecido tanto a las miles de firmas como al apoyo de su entorno: "Me he sentido muy acogido".

Etiquetas
Comentarios