Zaragoza

Dos jóvenes, identificados por la Policía tras tirar una bici eléctrica al Ebro y colgarlo en Instagram

Los vándalos, que serán detenidos en las próximas horas y podrían ser acusados de varios delitos, arrojaron el vehículo de movilidad compartida al río la noche del pasado viernes en el puente de Santiago de Zaragoza.

El joven, en el momento en el que lanza la bicicleta al río desde el puente de Santiago.

Dos jóvenes han sido identificados y están siendo investigados por la Policía Nacional por tirar una bicicleta eléctrica de alquiler al río Ebro desde el puente de Santiago durante la noche del pasado viernes. El autor material de los hechos fue identificado gracias a que una de las personas que le acompañaban subió un vídeo a Instagram en el que, además, etiquetaba a su amigo con el nombre que usaba en esta red social.

Según fuentes del cuerpo, la Policía Nacional procederá a detener en las próximas horas tanto al joven que alquiló la bicicleta como al que la arrojó al río. Sus identidades están claras, y estos días se está tratando de esclarecer la participación que tuvo cada uno en este acto vandálico. La gamberrada puede salirles cara, ya que se les puede acusar de un delito de daños -castigado en el código penal con penas que oscilan entre uno y tres años de prisión y multas de doce a veinticuatro meses-, e incluso de algún delito medioambiental.

En el vídeo se ve cómo un joven, acompañado de varios amigos, se dirige a una de las barandillas del puente de Santiago con una bicicleta de Electric Renting Group, la empresa zaragozana de vehículos eléctricos de movilidad compartida. Al segundo intento, logra elevar la bicicleta lo suficiente como para tirarla al Ebro, tras lo cual se asoma para ver el efecto de la caída.

Uno de sus amigos capturó el momento y lo subió a sus ‘stories’ de Instagram, el mecanismo para subir vídeos de corta duración en esta red social que solo pueden ser visionados durante 24 horas. Etiquetó al autor de los hechos, del que puso con ironía que "no le gustan las bicis".

Sin embargo, un usuario capturó el vídeo y lo envió a la empresa de bicicletas para que tuviera conocimiento de los hechos. La compañía le ha dado a este denunciante "viajes gratis casi para toda la vida como agradecimiento", señala José Baigorri, uno de los socios de Electric Renting Group.

Este joven empresario zaragozano da por perdido el vehículo, que se hundió en el fondo del río y que tiene un valor de entre 600 y 700 euros. Eso sí, confía en que la fuerte multa que va a costar a sus autores sirva de correctivo para evitar el vandalismo. De hecho, no es la primera vez que les tiran una bicicleta puente abajo.

En el primer caso, en el mes de diciembre, arrojaron una por el puente de Piedra, aunque no cayó al río, sino a uno de los andadores inferiores. "Los vecinos nos dijeron que es un lugar por el que pasan muchas personas paseando. Si le cae a alguien en la cabeza, lo mata", señala Baigorri. En ese caso, la bicicleta se pudo recuperar, aunque quedó destrozada.

Los vándalos también han cortado frenos, han roto el sistema de bloqueo de las ruedas… Estos daños causan un importante perjuicio económico a la empresa, y además reduce la flota que puede sacar a diario a la calle, al tener que mantener los vehículos en el taller para repararlos.

Bicicleta eléctrica de Electric Renting Group dañada tras un acto de vandalismo en Zaragoza


Una de las bicicletas vandalizadas en Zaragoza

Pese a todo, los responsables de Electric Renting Group -la única compañía de movilidad compartida que oferta bicicletas eléctricas en la ciudad- está satisfecha con sus primeros meses de vida. Ya cuenta con 2.200 usuarios, una cifra que esperan incrementar notablemente dentro de mes y medio, cuando ampliarán sus 80 vehículos actuales con otros 200 más.

Etiquetas
Comentarios