Despliega el menú
Zaragoza

La Policía multa a vehículos de movilidad compartida por mal aparcamiento

Bicis, patinetes y motos pueden aparcar en muchas aceras de la ciudad, mientras el Ayuntamiento prepara la nueva normativa.

Motos mal aparcadas y multadas por la Policía Local.
Motos mal aparcadas y multadas por la Policía Local.
@policiazaragoza

El domingo por la tarde la Policía Local retiró dos motos que estaban mal aparcadas en la acera en la calle de San Miguel, una particular y otra de la empresa de alquiler de motos eléctricas Muving. E impuso a sus dueños sendas multas de 200 euros por infracción grave por estacionar encima de la acera constituyendo un obstáculo para peatones. No es la primera vez que la Policía Local multa por mal aparcamiento a los nuevos vehículos de movilidad compartida que están extendiéndose por la ciudad.

"El tratamiento de estos vehículos es igual que el de los vehículos particulares. Si cometen infracciones de circulación o de aparcamiento, se les multa", subrayan desde la Policía Local. Cuando las empresas de movilidad compartida reciben alguna notificación de la Policía, pueden averiguar por su sistema de geolocalización qué persona usaba el vehículo y, si es su responsabilidad, le trasladan la multa.

Ahora bicis, patinetes y motos pueden aparcar en muchas aceras de la ciudad. Las motos deben aparcar en los aparcamientos habilitados para ellas: hay 1.000 puntos con capacidad para 7.000 motos y motocicletas. Donde no haya aparcamotos, también pueden aparcar en aceras de más de tres metros de anchura, según la Ordenanza general de tráfico de Zaragoza.

Las bicicletas deben aparcar preferentemente en los aparcabicis: hay más de 13.000 plazas en la ciudad, algunas en la calzada y la mayoría en las aceras. Si no hay aparcabicis en un radio de 75 metros, pueden atarse al mobiliario urbano siempre que no entorpezcan el tránsito peatonal ni la circulación de vehículos. Deben dejar como mínimo 1 metro como zona de paso para peatones. Y no se pueden estacionar bicicletas en aceras con una anchura inferior a 1,5 metros, según la Ordenanza de circulación de peatones y ciclistas.

Y, a falta de una normativa específica, los patinetes aparcan ahora básicamente donde quieren mientras no molesten el paso. El Ayuntamiento quiere que a medio plazo solo puedan aparcar, como las bicis, en los aparcabicis y en los puntos de estacionamiento de movilidad compartida. El equipo de gobierno ha aprobado un proyecto de ordenanza reguladora de los vehículos de movilidad personal, que regula el aparcamiento y limita la circulación de patinetes a carriles bici y calzadas pacificadas. Pero este texto no es definitivo y puede verse condicionado por la cercanía de las elecciones.

Bicicletas

La empresa Mobike ha recibido varias multas por mal aparcamiento de sus bicicletas. La primera fue en octubre: un usuario aparcó la bici en la acera en la calle Sangenis entorpeciendo el paso de peatones. En este caso fue una infracción leve, con multa de 60 euros.

"Hemos recibido algunas multas, sobre todo en los inicios de uso. Pero son datos minoritarios comparados con los 500.000 viajes que se han registrado en Zaragoza desde su implantación", explican desde Mobike. La empresa comenzó a funcionar en la ciudad el 25 de septiembre. Mobike ha colaborado con el Ayuntamiento en el diseño de 38 puntos de aparcamiento prioritario en el Casco Histórico para vehículos de movilidad compartida (bicis y patinetes). La instalación de estos puntos comenzó el viernes y está previsto que se complete la próxima semana.

De momento, su uso es voluntario aunque la intención del Ayuntamiento es extenderlo a más barrios y que a medio plazo solo se pueda aparcar en estos lugares. "Tener puntos de aparcamiento prioritarios es un gran paso adelante para seguir trabajando por la convivencia con el resto de opciones de transporte. Creemos que es el buen camino y Zaragoza lo está liderando estupendamente", apuntan desde Mobike.

Patinetes

La Policía Local también ha multado a usuarios de patinetes eléctricos en los últimos meses. En las pasadas fiestas del Pilar, tres jóvenes fueron multados con 500 euros cada uno por circular bebidos en patinetes eléctricos en la calle San Vicente Mártir. A los ciclistas y usuarios de patinetes se les aplica la misma norma que a los conductores de vehículos a motor, según el Reglamento General de Circulación. Las sanciones son de 500 euros si superan la tasa de 0,26 miligramos de alcohol por litro de aire respirado y de 1.000 si sobrepasan el límite de 0,50 miligramos.

El aparcamiento de patinetes en aceras y zonas de paso está siendo motivo de polémica en los primeros meses de funcionamiento de estos vehículos en la ciudad. Koko, la primera empresa de patinetes eléctricos que comenzó a operar en Zaragoza, señala que ellos no han recibido ninguna notificación de la Policía Local por mal aparcamiento aunque reconocen que les preocupa este tema. "Nosotros mismos sancionamos a los usuarios que aparcan mal. Cuando hay un patinete mal aparcado, podemos detectar quién es la última persona que lo ha usado. Si es reincidente, le damos de baja una semana. Esto ha ocurrido con dos usuarios. Y si continuaran haciendo un mal uso, se les podría dar de baja definitivamente", explican desde la empresa.

Etiquetas
Comentarios