Zaragoza

El alcalde de Cosuenda niega ante el juez que tirara la nave de un vecino para perjudicarle

Óscar Lorente (PSOE) ha comparecido este miércoles en el juzgado de Daroca investigado por un delito de prevaricación y otro de falsedad.

El alcalde de Cosuenda, Óscar Lorente, con las manos en los bolsillos, a su llegada este miércoles al juzgado de Daroca.
Macipe

El alcalde de Cosuenda y diputado provincial del PSOE, Óscar Lorente Sebastián, ha negado este miércoles ante el juez que ordenara derribar la nave de un vecino con la única intención de perjudicarle. Lo ha hecho durante su declaración en calidad de investigado en el Juzgado de Instrucción y Primera Instancia de Daroca, donde se tramita la denuncia que interpuso hace unas semanas un empresario del municipio contra el regidor por presuntos delitos de prevaricación administrativa y falsedad documental.

Según el supuesto perjudicado, al que representa el letrado Alejandro Uriel, Lorente impulsó la urbanización del terreno donde se encuentra su nave sin que haya demanda de viviendas, a sabiendas de que no cuenta con presupuesto suficiente para acabar las obras y con el único propósito de perjudicarle. Sin embargo, el alcalde ha recordado al juez instructor que lo que están construyendo es una circunvalación "para que la maquinaria y los camiones no pasen por el centro de la localidad".

El encausado ha explicado también que el proyecto fue "heredado", puesto que él accedió a la alcaldía en 1995 y la cincunvalación se proyectó en 1988. Según Óscar Lorente, durante los último años se han firmado acuerdos con una veintena de vecinos para abrir distintos tramos de la ronda y solo han surgido problemas cuando las obras han afectado al denunciante.

El alcalde ha contado al juez que este vecino "nunca ha deseado que hubiese circunvalación". "Ya recurrió la delimitación del suelo urbano de 1988. En la unidad de ejecución 3 también recurrió, a pesar de no tener allí propiedades", ha recordado.

Para el denunciante, el "empeño" del regidor en impulsar la urbanización de este terreno obedece únicamente a la "animadversión" que tiene hacia él por los litigios que han mantenido durante los últimos años. Recuerda además en su denuncia que la única finca que se ha visto afectada por los derribos es la suya, cuando hay otros vecinos que también tienen casetas o cobertizos en parcelas colindantes.

Sobre esta cuestión, Óscar Lorente, al que defiende el letrado José Antonio Sanz, aseguró que "la unidad de ejecución ha afectado a seis parcelas, seis propietarios por lo menos". Preguntado por si se podía haber hecho la circunvalación de forma que no afectara a la propiedad del denunciante, el alcalde contestó que no."Por la orografía del terreno, los técnicos solo la han podido desarrollar por ahí. No es posible hacerla por otro sitio, ya que hay un barranco por ahí", declaró.

Por "urgente necesidad"

Además de la presunta prevaricación administrativa, el juez investiga también un supuesto delito de falsedad documental. Por este se acusa no solo al regidor sino también a la funcionaria municipal Susana M. E., de la que se dice firmó un documento relacionado con las obras de la circunvalación en calidad de secretaria accidental cuando no lo era.

Sobre esta cuestión, Óscar Lorente ha dicho al instructor que tuvo que recurrir a esta empleada por "urgente necesidad", ya que en la fecha en que se hizo el trámite el Ayuntamiento de Cosuenda no contaba con secretario municipal. "Pero esta funcionaria –que tendrá que declarar también como encausada próximamente– lleva trabajando en el Ayuntamiento 18 años y tiene conocimientos necesarios", alegó el primer edil. El anterior secretario municipal, que también ha comparecido como testigo, ha dudado de que esto pudiera hacerse así.

Etiquetas
Comentarios