Despliega el menú
Zaragoza

Un informe del interventor pone en jaque la negociación del presupuesto de 2019

Avala la tesis del PSOE y dice que el Ayuntamiento de  Zaragoza incumple el tope de endeudamiento, por lo que de momento no puede solicitar préstamos.

El socialista Javier Trívez, junto al portavoz de CHA, Carmelo Asensio, en un pleno municipal.
El socialista Javier Trívez, junto al portavoz de CHA, Carmelo Asensio, en un pleno municipal.
Oliver Duch

Si la negociación del presupuesto del Ayuntamiento de Zaragoza tenía problemas, este miércoles se sumó uno más. El interventor municipal confirmó que en este momento no puede certificar que se esté cumpliendo la ratio de endeudamiento para que se puedan concertar préstamos por valor de 31,5 millones, como prevé el proyecto de cuentas. De hecho, se remitió al último porcentaje oficial, que es del 126,78%, muy superior al máximo legal del 110%. Por tanto, dejó claro que sigue vigente la prohibición de concertar operaciones de endeudamiento a largo plazo.

Este informe, redactado a solicitud del PSOE y de Cs, es determinante para el acuerdo. Hay que tener en cuenta que el motivo que esgrimen los socialistas para no negociar las cuentas es que el presupuesto de 2019 que ha presentado ZEC incluye 31,5 millones de euros, que estarían en duda. Con semejante agujero en el capítulo de ingresos, toda la política inversora para este año quedaría gravemente afectada.

El informe no solo da por bueno un porcentaje de endeudamiento del 126,78%, que fue del que informó el Ministerio de Hacienda en septiembre. Sostiene que "no es posible informar acerca del nivel de endeudamiento municipal a fecha 30 de enero" como solicitan los grupos. En primer lugar porque el pasivo financiero vinculado al tranvía y que el Ayuntamiento cifra en 84,7 millones "no ha obtenido validación" por parte del Ministerio de Hacienda. Pero, además, recuerda que no se conoce aún la liquidación del presupuesto de las sociedades y patronatos, trámite que se puede retrasar hasta marzo o abril. Por eso, sostiene que "calcular el actual nivel de endeudamiento municipal resulta especulativo".

Al conocer el informe, el concejal socialista Javier Trívez se sintió reafirmado, dado que lleva desde diciembre diciendo que "no se dan las condiciones para negociar" porque hay 31,5 millones en el aire. Subrayó que el documento pone en evidencia "las mentiras" del gobierno a propósito de la deuda. "A día de hoy no se cumple. El brindis al sol del presupuesto se ratifica", explicó.

El edil recordó que "lo sensato" habría sido retrasar la tramitación hasta conocer este informe (el PSOE se quedó solo el lunes cuando hizo este planteamiento en la comisión en la que se aprobó el calendario). "Ahora ya no hay plazo para rectificar", declaró el concejal, que cargó contra la "irresponsabilidad" del gobierno. Pero no aclaró qué hará ahora el PSOE. "Tenemos que valorar si es posible hacer algún tipo de juego para que haya un documento que pueda ser más defendible que la prórroga presupuestaria", dijo.

ZEC y CHA rechazaron los argumentos de los socialistas. Fuentes del gobierno dijeron que el informe no dice que ahora se esté incumpliendo la ratio de deuda, sino que a 30 de enero no puede confirmar la cifra. Recordaron que el Ministerio informó al Ayuntamiento que daría por bueno el pasivo que se imputa al tranvía. "No hay razón para no aprobar el presupuesto. Es una supuesta deuda que el PSOE parece desear ahora que cuente para disimular una decisión política", afirmaron.

Carmelo Asensio, de CHA, se reunió ayer con las entidades sociales, cuyas subvenciones y convenios dependen de la aprobación de las cuentas. Constató su "preocupación" por la situación y consideró que el informe no condiciona la negociación, a la espera de que se resuelvan las dudas planteadas. "Nada nuevo bajo el sol. No puede ser una excusa para no negociar. Debemos sentarnos a tres", concluyó.

Etiquetas
Comentarios