Despliega el menú
Zaragoza

La izquierda se fija un mes para negociar el presupuesto mientras Santisteve eleva la tensión con el PSOE

El alcalde urge a Pérez Anadón por carta a cerrar un acuerdo y pone reparos a la propuesta socialista de cambiar las cuentas para las entidades sociales y vecinales.

El alcalde, Pedro Santisteve, conversa con el portavoz socialista, Carlos Pérez Anadón, en un pleno municipal.
El alcalde, Pedro Santisteve, conversa con el portavoz socialista, Carlos Pérez Anadón, en un pleno municipal.
Aránzazu Navarro

Un mes escaso. Ese es el plazo que tiene la izquierda del Ayuntamiento de Zaragoza para salvar el presupuesto de 2019. Y de momento el clima no es el más positivo. A las reticencias del PSOE, partido sin el cual no saldrán las cuentas adelante, se sumó el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, que metió presión y descartó a priori aceptar una de las principales peticiones de los socialistas: modificar el presupuesto prorrogado para salvar la mayor parte de los fondos para subvenciones y convenios a entidades sociales y vecinales.

De momento, este lunes se aprobó el calendario de tramitación de las cuentas en una comisión extraordinaria de Economía. En el debate se constató la tensión, dado que los socialistas solicitaron que se retrasara la sesión al jueves a la espera de un informe del interventor que clarificase si el Consistorio se podrá endeudar este año. El resto de los partidos rechazó la iniciativa. Salvado este escollo, los grupos podrán presentar enmiendas entre el 15 y el 28 de febrero.

Está previsto que la comisión extraordinaria para dar luz verde a las cuentas se celebre el 15 de marzo. El pleno de aprobación inicial se podría celebrar a finales de marzo o principios de abril, explicó el concejal de Economía, Fernando Rivarés. PP, ZEC, CHA y Cs apoyaron el calendario y el PSOE se abstuvo.

Pero al debate se sumó el alcalde, que tensó más la cuerda. Envió una carta al portavoz socialista, Carlos Pérez Anadón, en respuesta a otra enviada por este la semana pasada en la que se le pedía sacar de la negociación el debate de los fondos para las entidades sociales y vecinales. Para lograrlo, el PSOE defiende una modificación del presupuesto prorrogado por unos 13 millones de euros.

En su misiva, el alcalde expresó su "sorpresa" por el planteamiento del PSOE, dado que el presupuesto "contempla todos los créditos" para atender a las entidades. Además, afirmó que en 2016 los socialistas quisieron eliminar los convenios en su totalidad. "Nunca es tarde para sumarse a la defensa de los convenios", escribió el alcalde. Recordó por otro lado algunos aspectos del anteproyecto, como inversiones demandadas por el PSOE como la prolongación de Tenor Fleta.

El regidor puso reparos a la modificación presupuestaria o citó las dificultades que supone la prórroga para el servicio de ayuda a domicilio o para subirle el sueldo a los funcionarios. Por eso instó al PSOE a negociar las cuentas "para no defraudar a la gente progresista de Zaragoza que desea diálogo y acuerdos".

Los socialistas se mostraron molestos por el tono y por el contenido de la carta. Acusaron al alcalde de "mezclar churras con merinas" y subrayaron que hay cuestiones que no son ciertas, como la del sueldo de los funcionarios. "Al alcalde no le importan las entidades sociales. En lugar de sacar a los colectivos del debate político los mete. Solo pedíamos una solución que para nada condicionaba el presupuesto", dijeron.

Etiquetas
Comentarios