Despliega el menú
Zaragoza

Promociones fallidas a subasta en Pinseque y Sobradiel para que la Sareb pueda cobrar... o quedárselas

La empresa promotora quebró y está en concurso de acreedores. El 'banco malo' asumió sus deudas con las entidades financieras y ahora tiene que cobrar de una forma u otra.

Viviendas unifamiliares de la calle María Agustín de Pinseque
Viviendas unifamiliares de la calle María Agustín de Pinseque

Pinseque no deja de crecer. Su proximidad a Zaragoza y el éxito de nuevas urbanizaciones que han ido surgiendo en sus alrededores han hecho que en los últimos veinte años esta localidad zaragozana casi haya triplicado su población. A finales de los 90 sumaba 1.470 vecinos. Ahora, supera los 3.900 y cada año se añade cerca de otro centenar al padrón municipal.

Tal es el crecimiento que, según apunta su alcalde, José Ignacio Andrés, "empieza a haber más demanda que oferta" inmobiliaria. Por eso, aunque "todavía hay mucha oferta", según aclara, resulta muy oportuna la subasta que se ha publicado estos últimos días en el Boletín Oficial del Estado: parece que por fin podrá darse una salida a las 25 viviendas unifamiliares que llevan casi una década bloqueadas en este núcleo de población.

Se trata de una construcción de mediados de la década de los 2000, tal y como aclara el alcalde. En el momento en el que estalló la crisis, quebraron las dos promotoras que había detrás de estos 25 chalets de la calle de María Agustín de Pinseque. Tanto la que los construyó como la que se ocupaba de su comercialización.

Parados por las deudas

Desde entonces, estos adosados han permanecido cerrados a la espera de que se aclarase el lío de deudas entre promotores, cajas de ahorros que habían concedido el préstamo y la Sareb (el banco malo) que terminó absorbiendo estos préstamos en el marco de la labor que se le encomendó: gestionar los activos tóxicos que asfixiaban a la banca en los peores años de la crisis.

Entre tanto, las viviendas han estado paradas y aunque están valoradas en entre los 133.000 y los 190.000 euros cada una, la deuda del promotor supera los 30 millones. No hay puja mínima estipulada pero eso sí, quien se lance a su adquisición tendrá que asumir la hipoteca a favor de la Sareb, abonar el IBI que lleva sin pagarse al Ayuntamiento de Pinseque desde el año 2012 y pagar los gastos de comunidad acumulados en estos ejercicios.

La subasta se abrió a finales de enero y el alcalde de la localidad asegura que ya ha habido alguna persona que se ha acercado al consistorio a preguntar por varias de las casas. La posibilidad de pujar por alguna de ellas se extiende hasta el próximo lunes 11 de febrero a las 00.00. Si no hubiese interesados, las viviendas pasarían a manos de la Sareb (que es el acreedor actual) e incrementarían todavía más la ingente cartera de propiedades que ya acumula el banco malo en Aragón.

Esta última opción significaría retrasar aún más el momento en el que los chalets lleguen a albergar vida, pero al menos la Sareb asumiría el pago del IBI y los gastos de comunidad. Faltan por saber los datos de 2018, pero solo a lo largo del 2017 la Sareb adquirió 371 nuevos inmubles en Aragón a través de mecanismos similares.

Siete millones en fincas en Sobradiel

En la misma subasta se puede pujar también por doce lotes de fincas urbanizables en Sobradiel para las que la misma empresa también proyectó en su día grandes promociones urbanísticas. Pero esta vez ni siquiera llegó a comenzarlas. El valor de alguna de las fincas supera el millón de euros. Los promotores interesados pueden pujar hasta el lunes... o también pasará a gestionarlas la Sareb.

Etiquetas
Comentarios