Despliega el menú
Zaragoza

Cinco traficantes admiten que vendían cocaína y hachís y aceptan 12 años de prisión

La Fiscalía pedía 25 años de prisión -cinco para cada acusado- pero, al final, accedió a rebajar las condenas a la mitad.

Desmantelado un punto de venta de drogas en una vivienda de Alagón
Desmantelado un punto de venta de drogas en una vivienda de Alagón
Guardia Civil

Cinco personas que fueron detenidas en junio de 2017 con un kilo y cuarto de hachís y 65 gramos de cocaína, armas de fogueo y 4.000 euros en metálico reconocieron este lunes que se dedicaban al tráfico de drogas y aceptaron sendas condenas de dos años y medio de prisión.

Los cinco acusados, tres varones y dos mujeres, fueron juzgados en la Audiencia Provincial de Zaragoza, aunque no fue necesario celebrar la vista oral, ya que sus defensas llegaron a un acuerdo con el representante de la Fiscalía.

Las investigaciones fueron llevadas a cabo por el Grupo I de Estupefacientes de la Jefatura Superior de Aragón. Se iniciaron cuando los agentes se enteraron de que Daniel A., conocido por su vinculación con el tráfico de drogas, había salido recientemente de prisión y se estaba dedicando, junto con su pareja, Dora M., a vender de nuevo sustancias estupefacientes.

El proveedor de hachís era Lahoussine M. Este se lo proporcionaba a Daniel A. y este, a su vez, a Alberto José L. y a la pareja de este, Esther B., quienes las suministraban a terceros compradores. Entre los cinco, según la Policía y la Fiscalía, habían formado un grupo organizado para distribuir drogas.

El 20 de junio de 2017 la Policía entró en el domicilio de Lahoussine M. y encontró 1.252 gramos de cannabis, distribuidos en trozos y tabletas, y 1.690 euros en efectivo.

En el registro efectuado en el domicilio de Daniel A. los agentes encontraron dos libretas con anotaciones de contabilidad, tres teléfonos móviles, una pistola de fogueo y 45 balines. Mientras, en el piso de Alberto José L. fueron hallados 64 gramos de cocaína, cinco de cannabis, cuatro comprimidos de MDMA, 2.355 euros en billetes, una balanza de precisión, bolsas, precintos y hojas manuscritas con anotaciones. Los agentes intervinieron además el vehículo Nissan Yuke que utilizaban para los desplazamientos y para hacer las transacciones.

El Ministerio Público solicitaba inicialmente para cada uno de ellos una pena de cuatro años de cárcel por tráfico de drogas y otra de un año por pertenencia a grupo criminal.

Etiquetas
Comentarios