Despliega el menú
Zaragoza

Oceanógrafas y astrofísicas salen de compras por Zaragoza

Medio centenar de tiendas rinden homenaje a las investigadoras por el Día Internacional de la Mujer en la Ciencia. Este fin de semana se ponen en marcha cinco rutas por escaparates Made in Zaragoza.

Tienda Suave Shop en Zaragoza
Tienda Suave Shop en Zaragoza
Raquel Labodía

La idea es sencilla: visibilizar el papel de las mujeres en la ciencia utilizando los escaparates de los comercios zaragozanos. De paso, se fomenta la vocación investigadora entre las niñas y se dan a conocer las tiendas de proximidad. Este viernes dio comienzo la segunda edición de los ‘Paseos con ciencia’, que –a juzgar por las cifras de participantes– van como un tiro: si el año pasado se implicaron 28 pequeños comercios, en esta nueva edición son 45.

En los escaparates de establecimientos del Casco Histórico, el distrito Universidad o el barrio de Las Fuentes puede reconocerse a algunas científicas populares –es el caso de María Montessori o Amparo Poch– y descubrirse a otros talentos más desconocidos –Marie Tharp o Wangari Muta Matai–. Durante los próximos quince días unas y otras iluminarán con su sapiencia y su legado los escaparates de tiendas de todo tipo: desde librerías a mercerías, pasando por escuelas de inglés o tiendas de complementos. Los comerciantes cuentan con total libertad creativa para evocar a las cirujanas y astrofísicas que nos ocupan, y explicarán sus propuestas en cinco rutas –guiadas, a pie y gratuitas– que comienzan este fin de semana.

"Cada uno de los paseos termina con una actividad que hemos coordinado conjuntamente con el servicio de juventud del Ayuntamiento. Hay, por ejemplo, demostraciones de cultura urbana (‘breakers’ y DJ) en el instituto Corona de Aragón y lectura dramatizada de poemas el Espacio Médico Mundi", explica María Hernández, que junto a Juana Moya y Milagros Arrebola capitanean la iniciativa.

Mujeres incógnita

¿Otros reclamos? La ruta de la tarde de este sábado (17.30) comenzará en El Armadillo Ilustrado (Las Armas, 74) y concluirá con un concierto acústico en el Museo Pablo Gargallo. Además, para el próximo día 9 se está preparando una ruta infantil, en la que las protagonistas serán tres científicas aragonesas (Penélope González en Serendipia; Rosa Monge en Calíope; y Cristina Hernández en Desmontando a la Pili) y en la que habrá demostraciones y experimentos ‘in situ’. Asimismo, para el día 15 se anuncia otro paseo que terminará con una suerte de planetario y el avistamiento de estrellas.

Las rutas de este año se han dividido en varias temáticas (mujeres sorprendentes, intrépidas, inclusivas...) y, también, en talentos incógnitos, lo que viene a ser un juego de pistas por distintos escaparates hasta dar con un nombre determinado y –¡hay premio!– su recompensa correspondiente. Todo parte de una propuesta de la red de economía creativa Made in Zaragoza y de la reivindicación del 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que –además– tiene mucha presencia en las redes sociales bajo la etiqueta #escaparates11F.

"Es una iniciativa que pone el foco sobre las investigadoras porque conocemos a pocas mujeres que hayan trabajado en la ciencia", explican desde Made in Zaragoza. En este colectivo se congratulan, además, de que los grupos que participan en los paseos son "grandes y diversos", y en ellos tomen partido desde jubilados hasta gente joven "interesada no solo en la ciencia, sino también en el arte, la cultura, la igualdad...". El único requisito es acudir al lugar de inicio de las visitas, si bien el año pasado –cuentan en los mentideros– el alcalde Santisteve se unió a mitad de uno de los recorridos para mostrar su respaldo a la idea.

Al ser este el segundo año de convocatorias, es curioso ver cómo se recrean e interpretan algunas científicas –el caso de Jane Goodall, Hedy Lamarr o Vera Rubin– que ‘repiten’ de la edición de 2018. También es una evidencia que algunos nombres de estas mujeres "inteligentes y valientes que marcaron la historia" están seleccionados con tino. Así, en Kabuky –disciplina teatral japonesa– propusieron a una médica del imperio del sol naciente, mientras que en Latastienda se optó por una oceanógrafa, que da juego por aquello de las conservas y los mares.

Conviene aclarar que no se trata de una competición entre los diferentes establecimientos, sino que el único objetivo de los escaparates científicos es divulgar y –claro– animar algo las compras en un mes como es febrero tradicionalmente complicado para el comercio de proximidad.

Jimena Quirós, en Latastienda

Jimena Quirós, en Latastienda

Eva Celiméndiz, de Latastienda (calle Del Pino, 4), se congratula de que le haya tocado recrear a Jimena Quirós, que fue la primera oceanógrafa española. "Investigué sobre su trabajo y sobre cómo luchó contra la brecha de género", explica, junto a un enorme pulpo que ha colocado en su escaparate y –claro– latas temáticas.

Marta Macho, en Shuave Shop

Marta Macho, en Shuave Shop

Ángel Elipe buscó "contextualizar" a la matemática vasca Marta Macho a través de los objetos que acostumbra a despachar en Shuave (Méndez Núñez, 10). "No queríamos un escaparate estético pero fuera de contexto; preferíamos un homenaje que pudiéramos defender a través de nuestros productos", explica.

Utako Ukamoto, en Kabuky

Utako Ukamoto, en Kabuky

La médica japonesa recientemente fallecida descubrió un fármaco para tratar las hemorragias postparto, cosa que "como mujer y madre" celebra Verónica Romeo. En su espacio dinámico Kabuky Shop (San Félix, 2)recuerda la figura de Ukamoto y, para ello, ha llenado el escaparate de material sanitario, debidamente esterilizado.

Etiquetas
Comentarios