Despliega el menú
Zaragoza

El desaparecido en Sos murió ahogado, pero la investigación continúa abierta

La Guardia Civil espera los resultados de los análisis de toxicología para aclarar por qué cayó a un arroyo y no pudo salir.

Se busca a un joven que desapareció el sábado en Sos del Rey Católico
Búsqueda del joven el pasado sábado en Sos del Rey Católico
Diputación de Zaragoza

El vecino de Sos del Rey Católico Rubén Spiño Rey, al que se dio por desaparecido el pasado sábado y cuyo cuerpo sin vida fue hallado el martes, murió ahogado. Así lo ha confirmado la autopsia practicada al cadáver, que fue localizado por el operativo de rastreo en un arroyo poco profundo situado muy cerca de la antigua depuradora del municipio. En cualquier caso, según ha podido saber HERALDO, la Guardia Civil mantiene abierta la investigación, ya que todavía no está claro qué pudo hacer que este hombre de 33 años y origen gallego cayera al agua y fuera incapaz de salir.

La Comandancia de Zaragoza adelantó que el cuerpo del desaparecido no presentaba signos externos de violencia y tampoco la necropsia ha encontrado lesiones que apunten a un posible crimen. De ahí que los investigadores barajen sobre todo dos opciones: la muerte accidental o el suicidio. Y este último les resulta bastante improbable, ya que cuando localizaron al joven estaba completamente desnudo, algo totalmente atípico en estos casos.

La Guardia Civil está poniendo todo su empeño en aclarar las circunstancias en que se produjo el fallecimiento de Rubén Spiño, hasta el punto de que varios agentes se desplazaron el pasado miércoles al Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) para estar presentes en la autopsia. Ahora, aguardan a que se conozcan los resultados de las muestras enviadas al Instituto Nacional de Toxicología, ya que los análisis podrían poner algo más de luz en la investigación. De hecho, estos revelarán si el vecino de Sos había tomado algo que mermara sus capacidades y terminara provocando el fatal desenlace.

El cuerpo no ha sido entregado

Pese a que todo apunta a que el cadáver hallado el pasado 29 de enero en Sos del Rey Católico corresponde al del joven al que se había dado por desaparecido y se buscaba, la identificación oficial todavía no se ha producido. Por ello, y aunque la familia de este hombre ha reclamado el cuerpo, este continúa en las instalaciones del IMLA en el barrio de San Gregorio de Zaragoza. Es más, parece que el juez de Ejea de los Caballeros que instruye las diligencias no autorizará la entrega del cadáver hasta que se formalicen todos los trámites y se reciban los resultados del laboratorio.

La última vez que se vio con vida a Rubén Spiño Rey fue el pasado 26 de enero por la tarde, cuando salió a pasear solo sobre las 16.30. Al caer la noche y ver que el joven no regresaba se organizó un primer dispositivo de búsqueda para intentar localizarlo por los alrededores del municipio zaragozano.

Fue ya el lunes cuando, una vez presentada la correspondiente denuncia de desaparición ante la Guardia Civil, a las labores de rastreo se sumaron no solo agentes de la Benemérita, sino también los Bomberos de la Diputación de Zaragoza, voluntarios de Protección Civil y numerosos vecinos del pueblo.

Al no encontrar pistas del joven desaparecido, se incorporó también al despliegue un helicóptero para poder inspeccionar desde el aire la zona más escarpada. Para ello se recurrió también a un dron, mientras que en tierra se estuvo trabajando con dos guías caninos especializados en la localización de personas. El cadáver del vecino de Sos se halló finalmente el martes por la tarde en una zona de abundante vegetación.

Etiquetas
Comentarios