Despliega el menú
Zaragoza

Los vecinos, ante el corte de agua: "Es un problema gordo"

La población afectada por la falta de suministro en la red critica que no pueden poner lavadoras ni fregar.

Vecinos del Cazuelo, con garrafas para coger agua.
Vecinos del Cazuelo, con garrafas para coger agua.
M. Millán

Los vecinos de Pastriz y  de dos barrios de Movera (el Cazuelo y el Lugarico de Cerdán) están soportando las molestias de no tener agua corriente en sus hogares desde el pasado viernes. En Villamayor de Gállego los problemas comenzaron este martes y, durante esta mañana, se han rellenado nueve contenedores instalados por distintos puntos. El Ayuntamiento, sin embargo, ha explicado que se está captando agua de una toma antigua para restablecer el servicio poco a poco.

En Pastriz, la crítica es generalizada. La gente se queja de que no pueden poner la lavadora ni el lavavajillas por falta de agua, y afecta también a la hora de poder ducharse. Los bomberos de la DPZ suministran agua a la red, pero la cantidad resulta insuficiente para la demanda.

En El Cazuelo, un pequeño núcleo de Movera -barrio rural de Zaragoza- viven siete familias. Y en el Lugarico de Cerdán, alrededor de 120 personas. Maribel Jariod y María Pilar Montañés, dos vecinas de El Cazuelo, trasladan su malestar por la situación que están viviendo: "Es una vergüenza. Fregamos como podemos, pero no podemos lavar. Es un problema gordo". Y eso que, según dicen, consumen el agua "necesaria".

La alcaldesa de Movera, Esperanza Calvano, ha comprado en un supermercado 800 litros de agua mineral (en garrafas de 8 y 10 litros) para repartir entre las viviendas de El Cazuelo y El Lugarico de Cerdán. Hasta ahora les suministraban agua los bomberos de Zaragoza, pero desde hace unas horas, igual que al polígono de Malpica, se abastecen gracias a una empresa contratada por el Consistorio zaragozano.

Etiquetas
Comentarios