Zaragoza

El andador de Emilio de Arce, de pipicán improvisado a jardín ecosocial

Varias entidades sociales del barrio van a crear una pequeña zona verde para mejorar la imagen de esta zona de San José e involucrar a los vecinos en una actividad colectiva.

El andador Emilio de Arce es una zona muy transitada por su cercanía con el IES Pablo Gargallo y el parque de La Granja
El andador de Emilio de Arce, de pipicán improvisado a jardín ecosocial
Leyre Ruiz

Pasear por el andador de Emilio de Arce, en el barrio de San José, sin pisar ningún excremento de perro, resulta una tarea complicada. Además, es fácil ver restos de basura y bolsas esparcidas por esta calle, muy utilizada por los vecinos por ser una de las vías de acceso al parque de La Granja y por su cercanía con el instituto Pablo Gargallo. Sin embargo, la imagen descuidada del andador, inaugurado en 2009 en honor al pintor, tiene los días contados. Y es que un grupo de entidades sociales del barrio han impulsado la creación colectiva de un jardín ecosocial para revitalizar la zona y concienciar a la población sobre la importancia de los espacios verdes en las ciudades.

Se trata de una iniciativa impulsada por el colectivo Pernatura, aunque en ella participan también alumnos de la FP básica del IES Pablo Gargallo, el centro sociolaboral San José-Fundación Adunare, el CPEE Ángel Riviere, Muskari rastros, la Asociación Vecinal de San José, la Junta de Distrito del barrio y el Ayuntamiento de Zaragoza.

La limpieza y la plantación de la vegetación del jardín comenzará el día 1 de febrero por la mañana, a partir de las 10.30, de la mano de los alumnos de jardinería del Pablo Gargallo, el CPEE Ángrel Riviere y el centro sociolaboral. Por la tarde, a las 17, la actividad se abrirá al público y en ella podrá participar todo el que quiera. “La idea es crear un pequeño ecosistema y mostrar que en cualquier sitio puede haber una brecha ecológica. Y si la gente participa haciéndolo, es más fácil que lo cuiden y lo respeten”, explica Venus Abad, de Pernatura.

En el parterre del andador, además de plantas ornamentales y medicinales, se colocarán también carteles informativos y casitas para fauna auxiliar –insectos, pájaros y murciélagos- elaboradas a partir de materiales reciclados en un taller que se impartió en la Harinera.

El nacimiento del jardín EcoSocial es solo el pistoletazo de salida de un proyecto al que los colectivos esperan dar continuidad a lo largo del curso, mediante el mantenimiento y la realización de actividades con el jardín como escenario de fondo. “Estas cosas siempre funcionan mejor si implicamos a los chavales desde cero en el proceso”, apunta Idoia Saiz, educadora responsable del PIEE Pablo Gargallo, integrado en la plataforma San José en Movimiento.

Un lavado de cara para un espacio “abandonado”

Los objetivos del proyecto del jardín comunitario son varios: por un lado, potenciar las relaciones sociales a través de la jardinería; valorar la importancia del medio natural y de su calidad para la vida humana; impulsar estrategias participativas para implicar a diferentes colectivos; fomentar el uso del espacio público con carácter social, lúdico y educativo y, por último, la rehabilitación de una zona “abandonada”.

Lo cierto es que, aunque el andador de Emilio de Arce es una calle de paso, los vecinos del barrio llevan un tiempo quejándose de que parece haberse convertido en un pipicán improvisado por la cantidad de suciedad y excrementos de perro que hay en la zona. Anteriormente, lo que ahora es tierra era una zona ajardinada, pero de aquello tan solo quedan tres árboles en pie. “Teníamos claro que, hasta que no hiciéramos algo bonito, esto no se iba a arreglar”, explica Saiz, sobre el problema de la limpieza.

Para Abad, una de las cosas más interesantes de la iniciativa es involucrar a la gente del barrio en una actividad común, aunque reconoce que también puede servir como toque de atención para los propietarios de mascotas. “Será bonito pasar luego por ahí y decir: ¡anda, esa planta es la que puse yo! Además, eliminaremos una zona mal usada por los dueños de los perros y, de paso, servirá para concienciarlos sobre la limpieza y recogida de excrementos”, concluye.

Etiquetas
Comentarios