Zaragoza

El tranvía perdió 400.000 viajeros el año pasado y el bus ganó más de dos millones de usuarios

La "reactivación económica" hace crecer el uso del vehículo privado un 0,9% en los últimos 4 años.

Evolución del transporte público
Evolución del transporte público
Heraldo

El transporte público de Zaragoza prestó servicio a 118,8 millones de usuarios el año pasado, lo que supuso un ascenso de 1,6 millones respecto a 2017. Son buenos datos en aras de la sostenibilidad, pero también son mucho más dispares de lo esperado: mientras que el bus suma 2,1 millones de usos más, el tranvía pierde hasta 400.000 viajeros por culpa de los paros parciales del servicio del pasado mes de octubre.

La concejal de Movilidad y Medio Ambiente, Teresa Artigas, hizo este viernes balance de su área y destacó que los zaragozanos "no solo han recuperado la confianza en el autobús tras la huelga de 2016, sino que –incluso– se ha regresado a los mismos niveles de usos que había antes de que la línea 1 del tranvía entrada en funcionamiento". Respecto a la caída de este último, Artigas la atribuyó al paro de los trabajadores durante las fiestas del Pilar.

Las estimaciones de los pliegos indicaban que en 2018 harían uso de los Urbos unas 32,8 millones de personas y, sin embargo, la estadística cerrada señala que han sido cinco millones menos: 27,8. Esto implica que el Ayuntamiento deberá pagar una compensación a la sociedad de economía mixta Los Tranvías por el bajo nivel de usuarios que tuvo en 2018, aunque deberá enjuagar los 400.000 que se achacan a los paros parciales.

Como viene sucediendo desde 2014, el Consistorio costeará el que no se hayan cumplido las expectativas que se fijaron en el pliego de condiciones: este marca que cuando el déficit de usuarios supera el 10%, el Ayuntamiento tiene que pagar a la empresa la mitad del coste que tienen los billetes ‘perdidos’. En 2016 se abonaron 314.401 euros de compensación y el año pasado la factura ascendió hasta los 420.000 euros por los usuarios de menos que transportó.

Buenos augurios

La concejal Artigas, no obstante, se mostró satisfecha con la "consolidación del transporte público", porque desde que ZEC entró en el gobierno en 2015 el uso del bus arroja un saldo positivo del 3,05% más de usos (remonta la caída del -8,4% de 2016) y el tranvía también se anota un 3,7% de ganancia de viajeros en los últimos cuatro años.

La otra cara de la moneda es que el uso del coche privado también ha aumentado en este tiempo, pero considera la edil que la subida del 0,91% es escasa porque la "reactivación de la actividad económica ha sido mayor". De hecho, fue debido a la crisis que muchos ciudadanos prefirieron dejar el coche en el garaje y, según comentan desde el área de Movilidad, muchos no lo han vuelto a coger al conocer las bondades del transporte público, cuya demanda ha crecido más de un 3% en los últimos cuatro años.

Artigas celebró esta tendencia porque el Plan de Movilidad Sostenible –cuya revisión parece que se aprobará en gobierno y no en pleno– señala que un 27% de los desplazamientos en la ciudad se realizan en coche, un 22% en transporte público, el 48% a pie y cerca de un 3% en bicicleta.

En este sentido, Artigas recordó que desde el inicio del mandato se han sumado kilómetros de carril bus y, también, se ha intentado mejorar la frecuencia del servicio, que en cuatro años –nuevos cuadros de marcha mediante– ha pasado de tener un 80% de expediciones puntuales a un 84%. También puso el acento en que estas y otras mejoras como la renovación de la flota se han logrado "sin subir las tarifas" y apuntó que el precio del billete se mantiene estable (1,35 euros el sencillo y 0,74 con tarjeta) desde el año 2013.

Gratuidad para menores

Para la responsable del área lo más importante es "crear cantera de futuros usuarios del transporte público", a lo que contribuirá la gratuidad del bus para menores de 8 años que está a punto de ponerse en marcha. De hecho, según informó este viernes, ya se han hecho las pruebas en las validadoras y –acaso para final de mes– comenzarán a distribuirse las tarjetas para los 7.500 solicitantes que se han interesado por la medida. Desde el área de Movilidad recuerdan que los niños de 0 a 4 años pueden subir gratis sin mostrar ningún tipo de documento, mientras que los de 4 a 8 años precisan de una de las tarjetas que se están fabricando en estos momentos, al ritmo de unas 2.000 por semana.

La red de carril bus ha crecido un 39% desde el año 2014

"Aunque se dice que ZEC ha echado el resto en los carriles bici, lo cierto es que hemos ampliado más el carril bus que las vías ciclistas", resume Artigas, al tiempo que ofrece datos de sus cuatro años al frente de Movilidad. Desde 2014 la capital ha aumentado casi en un 40% la extensión de la red de carriles de autobús al incorporar espacios reservados en la avenida de Madrid, el paseo de la Constitución, Tomás Bretón, Conde de Aranda o la avenida de Cataluña. En cuatro años se han sumado 3,2 kilómetros más, pasando de una malla básica de 8,3 kilómetros a otra de 11,6. La red de carril bici, por su parte, ha crecido un 14%, si bien algunas de las intervenciones han sido sonadas por llevarse a cabo en arterias importantes de la ciudad. La red ciclista zaragozana alcanza ya los 116 kilómetros.

Avanza el proyecto del carril bici de María Agustín

Desde el área de Movilidad argumentan que los carriles bici son una de las propuestas con más respaldo en los presupuestos participativos y que ZEC ha apostado "no tanto por la cantidad como por la calidad" de las infraestructuras ciclistas. Así, explican que solo queda una gran arteria pendiente de asumir el reto ciclista, tras haber actuado en Sagasta o en Constitución. Se trata del paseo de María Agustín, que muchos dudan de que llegue a tiempo para las elecciones, pero que se quiere impulsar en los próximos meses. "Ha de ser una obra sencilla porque la línea 2 de tranvía está llamada a pasar también por ahí", explicaba este viernes Artigas, al tiempo que recordaba que gracias a los carriles bici se ha reducido en un 15% el tráfico en algunas zonas céntricas como la plaza de Paraíso.

Un ahorro de 6 millones anuales en la factura eléctrica

El Consistorio ha ahorrado 16 millones de euros desde el año 2014 gracias a medidas de mejora energética. Algunas de ellas han sido sencillas (como ajustar la potencia de los edificios municipales) y otras han requerido de intervenciones tales como instalar placas fotovoltaicas o cambiar calderas y sistemas de iluminación. Según la concejal de Sostenibilidad, esos 16 millones equivalen "a un año de consumo actual de energía en el Ayuntamiento", cuya factura eléctrica ha pasado de los 22 a los 16 millones entre 2015 y 2019. Artigas recordó que se han dado "los primeros pasos" para que el Consistorio acuda a la compra directa de energía, pero reconoció que tendrá que ser la próxima corporación –la que salga de los comicios del 26 de mayo– la que decida cómo rematar la faena.

Etiquetas
Comentarios