Despliega el menú
Zaragoza

El fiscal jefe de Zaragoza: "Aún no sabemos hasta dónde puede llegar esto"

Felipe Zazurca considera que la situación es "preocupante", ya que los recursos sociales "están desbordados". La delegada del Gobierno en Aragón alerta del riesgo de identificar a estos chavales con delincuencia.

Felipe Zazurca, fiscal jefe de Zaragoza, en una imagen de archivo.
Felipe Zazurca, fiscal jefe de Zaragoza, en una imagen de archivo.
Aránzazu Navarro

El fiscal jefe de Zaragoza, Felipe Zazurca, califica también de "preocupante" la situación que está provocando la gran afluencia de menores extranjeros no acompañados (menas) a la Comunidad. "Tenemos un problema, porque los recursos sociales hacen todo lo que pueden, pero acaban desbordados. Además, no somos capaces de valorar hasta dónde puede llegar esto", dice.

Zazurca reconoce que esta gran afluencia de menas ha coincidido con un incremento de los hurtos y la pequeña delincuencia en zonas de ocio y especialmente concurridas de la capital aragonesa. "Eso es algo que no se puede obviar, porque han sido detenidos varios de estos jóvenes", dice. El fiscal jefe de Zaragoza asume que hay una preocupación general, pero advierte del "peligro" de identificar menas con delito. "Sería un error, porque hablamos de una realidad mucho más compleja". En cualquier caso, Zazurca dice que casi una cuarta parte de los menas llegados a territorio aragonés han pasado por comisaría (sin poder precisar si solo para comprobar si están registrados o por delitos).

La delegada del Gobierno quiere evitar la alerta

La suspensión del programa de acogida de menores extranjeros no acompañados (menas) en Borja, donde varios de ellos llegaron a retener a una cuidadora en Nochebuena, o el incremento del número de detenidos por hurtos –los tres últimos, este pasado viernes en Zaragoza– han puesto el foco sobre este colectivo. Sin embargo, la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, asegura que no hay motivo para la alarma y que "no se puede identificar mena con delincuencia".

"No podemos hablar de un problema de seguridad porque los menas implicados en delitos son solo unos pocos y no representan a todos", señala Sánchez. "Son jóvenes que llegan a España solos y despojados de todo –añade–. Y es nuestra obligación, por ley, atenderlos".

La delegada reconoce el repunte en la llegada de menores extranjeros e indica que "desde hace semanas se trabaja en la coordinación de los Cuerpos de Seguridad y los servicios sociales del Gobierno de Aragón". Según esta, "se trata de una situación nueva y se está intentando agilizar los trámites para adaptar los recursos de los servicios sociales a la nueva demanda con la mayor rapidez posible".

Etiquetas
Comentarios