Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza

Los barrios de la margen izquierda, molestos por el futuro recorrido de la línea 60

El tramo ampliado circulará por Valle de Broto y la avenida Pirineos, zonas con poco volumen de población, según las asociaciones de vecinos de Arrabal, barrio Jesús y La Jota.

Un autobús de la línea 60.José Miguel Marco

El anuncio de la mejora de varias líneas de autobús por parte del Ayuntamiento de Zaragoza ha generado diversas opiniones entre los vecinos de los barrios afectados. Las medidas, que entrarán en vigor a lo largo del mes de enero, supondrán la ampliación del recorrido y el horario de la línea 60, que actualmente une Santa Isabel con la plaza Mozart y la mejora de la frecuencia de las líneas 52 y 59, que circulan por Miralbueno y Arcosur, respectivamente.

Los últimos en manifestarse han sido los representantes de las asociaciones de vecinos de los barrios de Jesús, La Jota y Arrabal, ya que consideran que no se les ha tenido en cuenta para diseñar el nuevo recorrido del 60. El tramo ampliado discurrirá por Marqués de la Cadena, Valle de Broto y avenida Pirineos hasta llegar a La Chimenea, según han confirmado desde la Plataforma por la segunda línea de autobús de Santa Isabel.

“Nos hubiera gustado que nos hubieran reunido para explicarnos cómo iba a ser y poder participar de alguna manera”, apunta Raúl Gascón, presidente de la Asociación de Vecinos del barrio Jesús. Gascón considera que el volumen de población de la zona por la que discurrirá el nuevo tramo de la línea 60 es “nulo” y duda que este recorrido sea más rápido que otros, “por los semáforos y las rotondas”. “Cuando circule en dirección a Santa Isabel, subirá gente en la primera parada, pero creemos que en las de después no habrá mucha repercusión”, explica Gascón en referencia a las paradas de Valle de Broto y avenida Pirineos.

Además, Gascón recuerda que tras la reorganización que sufrieron las líneas de autobús con la llegada del tranvía, se quitaron dos vehículos de la línea 32, lo que aumentó los tiempos de espera, e insisten en la necesidad de ampliar la línea 21 para dar respuesta al aumento de población que prevén en el barrio y sus alrededores. “Ya avisábamos de que la movilidad en el barrio iba a empeorar por el crecimiento que estamos teniendo, sobre todo en las zonas del puente de La Unión, el eje de la avenida Cataluña y Grande Covián”, explica.

Tanto para él como para Rafael Tejedor, presidente de la Asociación de Vecinos Tío Jorge-Arrabal, una mejor opción hubiera sido que la línea pasara por la calle Sobrarbe y, después, circulara en paralelo al río. Esta alternativa, según Tejedor, no supondría aumentar el tiempo ni los kilómetros recorridos.

El representante del colectivo del Arrabal considera que, con este recorrido, el Ayuntamiento “no optimiza el dinero de los zaragozanos” y que lo que ha fallado es la ausencia de un proceso participativo. “Las zonas por las que se quiere llevar tienen una población mínima que, además, ya está cubierta con el circular y la línea 29”, apunta.

“Las líneas de transporte no son de un barrio, son también para los barrios por los que pasa”, defiende Tejedor. En la misma línea se manifiesta Gascón, que cree que “en todos los intentos de mejora de la movilidad de Santa Isabel solo se ha tenido en cuenta a ese barrio” y sería necesario tener “una visión más global”.

“Tendría que haberse hablado con todos los barrios del Distrito”

Para Juan Antonio Andrés, presidente de la Asociación de Vecinos de La Jota, el problema, más que el diseño del recorrido, han sido “las formas”, ya que le hubiera gustado que la decisión se hubiera tomado con un mayor consenso. “El nuevo tramo supone dinero y recursos, por lo que tendría que haberse hablado con todos los barrios del Distrito”, considera.

Andrés recuerda que, para otras actuaciones más sencillas, el consistorio ha requerido a las asociaciones implicadas más escritos y documentación, por lo que no entiende que no hayan contado con ellos para conocer su punto de vista sobre la ampliación. “Hace cinco años, las asociaciones de Arrabal, Picarral y Balsas de Ebro Viejo pidieron desplazar veinte metros una parada de autobús y el Ayuntamiento les pidió un acuerdo por escrito”, apunta.

Los vecinos de Santa Isabel, por su parte, han acogido con satisfacción la ampliación del recorrido hasta La Chimenea, ya que les permitirá conectar directamente con el tranvía y con las líneas de autobús que les acercan al Royo Villanova, su hospital de referencia.

Además, tal y como demandaron las asociaciones del barrio, el horario de la línea 60 será ampliado, ya que el servicio actual finalizaba cerca de las 21.30 y ahora estará en funcionamiento hasta las 23.00.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo