Despliega el menú
Zaragoza

Cómo conseguir el permiso para ser músico o artista callejero en Zaragoza

El Ayuntamiento concede hasta 79 autorizaciones, que hay que pedir antes del 25 de enero. Los artistas pagan entre 113 y 341 euros.

Diego Meléndez, músico que toca habitualmente en la calle en Zaragoza.
Diego Meléndez, músico que toca habitualmente en la calle en Zaragoza.

Para ser músico callejero en Zaragoza hay que tener arrojo, una calidad mínima y una autorización municipal. El Ayuntamiento de Zaragoza puso en marcha hace tres años su normativa para prohibir las actuaciones de charangas en la calle y regular las actividades artísticas en la vía pública. Ahora este mes de enero toca renovar la licencia anual. Los músicos y artistas tienen de plazo para solicitarla hasta el 25 de enero.

Estos permisos van dirigidos a músicos, tanto solistas como grupos de hasta seis personas, y a otros artistas, como mimos, estatuas vivientes, malabaristas, actuaciones de títeres o marionetas, caricaturistas o retratistas. El objetivo es, según el decreto que lo regula, "conciliar las manifestaciones artísticas y musicales que aportan colorido, animación y diversión a nuestras calles, con la convivencia y el derecho al descanso de los vecinos, promoviendo para ello unos requisitos estándares mínimos de calidad de los participantes". Las charangas quedan prohibidas expresamente.

El Ayuntamiento regula la concesión de licencias por zonas y fija un total de 79 permisos para toda la ciudad. Se puede solicitar autorización para actuar en tres zonas con horario de lunes a a domingo de 10.00 a 22.00: el Casco Histórico (desde Echegaray al Coso y la plaza de España), el entorno de la plaza de España e Independencia; y la zona de Gran Vía. Se conceden un máximo de 20 licencias por zona (15 para actividades musicales y 5 para artísticas).

Además se pueden pedir hasta 6 autorizaciones para actuaciones los domingos de 10.00 a 15.00 en los mercadillos de San Bruno, San Francisco y la Almozara; y otra para el entorno de la plaza del Pilar y la parte trasera de la Lonja. También se puede pedir una autorización solo para la época navideña en la plaza Aragón. Y con carácter excepcional en otros barrios de la ciudad.

Los requisitos son acreditar solvencia económica y profesional. Y a los extranjeros se les pide permiso de residencia. Para demostrar su solvencia profesional, los interesados deben presentar su currículum. El Ayuntamiento valora que tengan formación musical o artística y experiencia en este tipo de actividades. Si el número de solicitudes excede el número de plazas se prioriza la formación (con títulos oficiales) para decidir las adjudicaciones.

Los interesados deberán pagar una tasa anual que oscila entre los 113 euros anuales por un espacio de dos metros cuadrados para una o dos personas hasta los 341 euros por seis metros cuadrados para un grupo. Las licencias para tocar o actuar solo los domingos son más baratas: entre 16 y 48 euros. El Ayuntamiento autoriza a los artistas a vender única y exclusivamente discos u otras obras artísticas de producción propia.

Zaragoza sigue los pasos de otras ciudades, como Madrid o Barcelona, que regulan desde hace años las actividades artísticas en la calle. En localidades con mucho turismo se están limitando las actuaciones en la calle y la presencia de vendedores ambulantes.

"Me da tranquilidad"

"Tener una autorización oficial para tocar en la calle me da tranquilidad. Antes los músicos estábamos más expuestos a las quejas de algunas personas o los requerimientos de la policía", afirma Diego Meléndez, músico y organizador de eventos culturales en Zaragoza como Open Mic. Él toca la guitarra y canta habitualmente en la calle desde hace años. Está preparando la documentación para solicitar nuevamente autorización para actuar en la zona C (entorno de Gran Vía y Parque Grande), cerca de su casa.

"Llegué de Málaga a Zaragoza hace seis años. Al principio tocaba en la calle cambiando mucho de sitio. Ahora estoy más tranquilo. En verano suelo viajar por el norte de España con mi música y veo que las autorizaciones varían en cada sitio. En Jaca, por ejemplo, se puede pedir una licencia y te la dan en el mismo día. En el País Vasco la policía es muy permisiva con los músicos callejeros", cuenta.

Etiquetas
Comentarios