Despliega el menú
Zaragoza

¿Qué ha sido de la escultura contra la violencia machista?

Se cumplen dos años de su controvertida instalación, aunque luego hubo de retirarse por las obras del Mercado Central. El próximo gobierno municipal tendrá que decidir qué hacer con ella.

La estatua se retiró hace año y medio por las obras de reforma del Mercado Central.
La estatua se retiró hace año y medio por las obras de reforma del Mercado Central.
O. Duch

Para unos “removía conciencias y visibilizaba un drama” y para otros “mostraba a una mujer frágil y sumisa”. La escultura ‘Víctima’, que ganó un certamen municipal, se colocó hace ahora dos años en la plazoleta que queda junto a San Juan de los Panetes. Enseguida recibió las críticas de las organizaciones feministas y el gobierno de ZEC se vio contra la espada y la pared: admitió que no le gustaba la escultura, pero que no la podía retirar porque su ubicación estaba incluida en las normas del concurso, dotado con 18.000 euros, al que se presentaron una veintena de propuestas. Así, las obras de reforma del Mercado Central le brindaron la coartada perfecta apenas seis meses después de instalarla. Aunque la carpa provisional de la lonja no llega a esta zona, sí es un área reservada para el trasiego de los camiones de Mercazaragoza y la escultura –obra de Fernando Clavo- hubo de retirarse como también se desancló, por ejemplo, el monumento en homenaje al Justicia Juan de Lanuza.

¿Dónde está ahora ‘Víctima’? ¿Y qué futuro le aguarda? De momento se almacena en dependencias municipales a la espera de que concluyan las obras del Mercado Central. Estas no acabarán hasta pasado el verano con lo que ya será la próxima corporación municipal la que decida qué hacer con ella. Los grupos de la oposición solicitaron una ubicación distinta y, aunque en su día se llegó a estudiar colocarla en la plaza de España, finalmente se descartó por el alto tránsito peatonal de esta zona. También se dijo que se le trataría de dar un entorno adecuado y lo primero que se hizo fue instalar una placa que ‘compensaba’ la actitud derrotista de la figura. En un mensaje en la base se decía: "Zaragoza reconoce el coraje de las que enfrentan el miedo para alzar su voz y empoderarse, y declara su compromiso para acabar con el machismo".

No obstante, no fue suficiente para que la gente rebautizara a la estatua como ‘la fregona’ ni para que la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Zaragoza dejara de lamentar la imagen "humillante" que se da del colectivo. También la asociación Somos Más convocó una concentración por considerar la escultura "ofensiva, humillante y vejatoria" e, incluso, en la cercana fuente de la Hispanidad se llevó a cabo otra intervención artística. Se trata de un mural, obra de la diseñadora Aranxa Recio, que representa “a las mujeres que han sobrevivido a la violencia machista empoderadas para que sepan que no están solas", según se dijo en su estreno. Eso sí, en cuanto a la convivencia del mural con la escultura ‘Víctima’, que estaba a unos veinte metros, la concejal de Igualdad Arantza Gracia dijo en su día que prefería ver las dos obras "por separado", aunque puedan “convivir y relacionarse entre ellas”. "Por desgracia, la sociedad todavía sigue viendo a la mujer arrodillada, pero a nosotras no nos gusta que nos vean así", concluyó

Etiquetas
Comentarios