Despliega el menú
Zaragoza

Las obras en el puente de Gelsa obligarán a los conductores a buscar rutas alternativas

Alcaldes de la comarca y vecinos han mantenido encuentros para abordar la problemática que se plantea

Obras de prospección realizadas hace unos días en el puente de la A-1105 en Gelsa.
Obras de prospección realizadas hace unos días en el puente de la A-1105 en Gelsa.
Violeta Polo

El anuncio del inicio inminente de la obra para construir una nueva plataforma que sustituya a la estrecha calzada actual del deteriorado puente de la A-1105 sobre el río Ebro en Gelsa ha obligado a buscar rutas alternativas para los conductores, ya que durante al menos ocho meses estará cerrado el paso por la pasarela. Esta infraestructura es la vía principal que cruza el cauce y que conecta municipios como Velilla de Ebro, Alforque y Gelsa, en la comarca de la Ribera Baja, con la N-232.

El Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón ha adjudicado ya por un procedimiento de urgencia la redacción del proyecto y la ejecución de la obra. La inversión ascenderá a 5 millones de euros y la previsión es que los trabajos se inicien en el mes de marzo para que el puente pueda estar listo antes de que finalice 2019.

Hace unas semanas, el Ayuntamiento de Gelsa reunió a su corporación y a los alcaldes de la Ribera Baja del Ebro para informarles sobre la rehabilitación del puente sobre el río Ebro. Los asistentes coincidieron en que una opción podría ser transitar por el camino agrícola que une Gelsa y Pina, que en parte ya está asfaltado, por el ahorro de tiempo que supone para los desplazamientos.

Para Rosario Miguel, concejal de Gelsa, "hay que prever los recorridos alternativas, porque para arreglar el puente este es un mal necesario". El Ayuntamiento apuesta por el acondicionamiento del camino agrícola que, en todo caso, podrían emplear en principio los turismos, pero no así los autobuses o vehículos pesados.

Los miembros de la plataforma ciudadana creada para exigir la rehabilitación de este puente, y que llegó a reunir más de 14.000 firmas, se reunieron también con representantes municipales el día 28 de diciembre para conocer cómo se va a abordar esta problemática. Susana Tolosana, integrante de la plataforma, indicó que, según les trasladaron entonces, el Ayuntamiento está en trámites con el Consistorio de Pina para arreglar ese camino secundario "que se utilizó cuando se cayó el otro puente de la vía del tren en el año 2004". Parte de ese camino está asfaltado con una ligera capa de brea, en el término de Gelsa; el resto es de tierra.

Los problemas de transporte que se van a generar con el corte del puente durante los ocho meses previstos inicialmente preocupan a los vecinos, ya que alcanzarán a la comunidad educativa, al sector industrial y agrícola-ganadero y a la ciudadanía en general que debe desplazarse a diario a su centro de trabajo.

El transporte escolar se verá afectado, dado que hay alumnos de Velilla y de Gelsa que acuden al IES Benjamín Jarnés de Fuentes de Ebro y al Colegio Nuestra Señora de la Esperanza (Pina de Ebro). Fuentes de Educación confirmaron que el Servicio Provincial está trabajando ya para cambiar el recorrido de la ruta escolar. También se verá afectado el transporte discrecional de viajeros, que realiza la empresa Hife, como ocurrió durante la prospección que se llevó a cabo en el puente. Entonces fue necesario cortar el tráfico desde las 8.00 del 20 de diciembre hasta las 12.00 del sábado 22.

Borja Gimeno, profesor en el colegio de Gelsa, viaja a diario a esta localidad desde Zaragoza. Él, al igual que otros compañeros, está estudiando nuevos recorridos mientras duren las obras en el puente: "La opción del camino agrícola hasta Pina acortaría tiempo en los desplazamientos".

Por otra parte, el corte del puente exigirá también cambiar el recorrido a empresas como Placo Ibérica, "que se abastece de las canteras de Gelsa, con un tránsito de más de 100 camiones diarios". Respecto al sector agrario, la cooperativa San Pedro (de Gelsa) y La Pastora (de Quinto) trabajan la alfalfa, alcanzando las 1.500 hectáreas. Esto genera un movimiento de vehículos importante en época de cosecha. "Con 70.000 cabezas de cerdo de engorde, la ganadería conlleva un importante flujo de transporte a mataderos y suministro de pienso", según fuentes municipales.

Etiquetas
Comentarios