Despliega el menú
Zaragoza

"Estábamos ya en la cama cuando una de las vecinas nos avisó del incendio"

Solo una de las tres familias desalojadas de La Almunia pudo volver ayer a su casa.

Estado del taller incendiado y una de las viviendas contiguas que tuvo que ser desalojada.
Estado del taller incendiado y una de las viviendas contiguas que tuvo que ser desalojada.
Macipe

Solo una de las tres familias desalojadas en la noche del miércoles por el incendio que afectó a las instalaciones de Talleres Monteagudo, en la calle Mayor de La Almunia, pudo volver a su casa en la mañana del jueves, una vez que fueron autorizados por técnicos del Ayuntamiento. El fuego no causó daños personales, pero sí que afectó a la propia área de trabajo, donde había ocho vehículos estacionados; a las estancias superiores, en las que los daños fueron "graves", según fuentes de DPZ; y a una de las dos viviendas anexas, en las que se tuvieron que picar tabiques durante las labores de extinción.

Según explicó la alcaldesa de la localidad, Marta Gracia, las otras dos familias, la propietaria del negocio y sus padres, lo harán en los próximos días. "Aparentemente la estructura está bien, pero antes de entrar se van a asegurar las vigas que hay sobre el garaje, por seguridad y para evitar cualquier percance", apuntó la regidora, una vez que a primera hora de la mañana una técnico municipal y un aparejador pudieron examinar el estado del inmueble. Asimismo, afirmó que todavía falta por esclarecer el origen del fuego, que se declaró en torno a las 21.30 de la noche del miércoles y que se controló antes de las 23.10.

En la zona afectada tendrá que intervenir un experto de Guardia Civil, al que posteriormente sucederán los peritos y finalmente los encargados de apuntalar la zona del taller. Según explicó Gracia, los propietarios del negocio se encontraban "muy afectados" e indicó que, al igual que la familia de la otra casa anexa, todos fueron realojados en viviendas de familiares.

"Estaba ya en la cama, cuando una de las vecinas paso a avisarnos", recordó Armando, en la casa que ya había retomado parcialmente la normalidad. Este vecino, ya desde el umbral de su casa, reconoció que fue "un susto tremendo", poco después del aviso fueron desalojados. "No dormimos en casa y hemos pasado la noche con unos familiares", relató. También quiso destacar la labor de los bomberos de la Diputación de Zaragoza, que desplazaron bomberos del parque situado en la localidad, pero también de Calatayud y Cariñena. Otra de las vecinas de la misma calle, que prefirió no decir su nombre, contó el "miedo" que pasó y añadió que en su caso también había tenido que abandonar su hogar por seguridad.

El fuego quedó sofocado sobre la 1.30 de la madrugada, aunque, según la DPZ, algún rescoldo se reavivó por la mañana. Esta es otra de las intervenciones que los Bomberos de la DPZ han tenido que hacer en lo que va de 2019, ya que en la tarde del 1 de enero tuvieron que desplazarse para sofocar un incendio en la escombrera de Carenas. En este caso, fue un fuego que solo requirió la actuación de los Bomberos para refrescar la zona.

Etiquetas
Comentarios