Zaragoza

En busca de un acuerdo exprés que evite la huelga de autobuses del sábado

Los trabajadores de Avanza Zaragoza reclaman la aplicación de los cuadros de descanso.

Trabajadores y Avanza buscan un acuerdo para evitar la huelga del bus
José Miguel Marco

La dirección de Avanza Zaragoza y el comité de empresa buscan este viernes un acuerdo exprés que permita evitar la huelga que los trabajadores han convocado para los días 5 y 11 de este mes. Los paros parciales afectarían al servicio, por tanto, desde este viernes, justo en el momento de la cabalgata de los Reyes Magos, que atrae a muchas personas al recorrido.

El comité de empresa ha convocado la huelga para esas dos jornadas en horario de 17.30 a 21.30. La negociación entre ambas partes aún no ha empezado de forma oficial, y el diálogo se ha reservado para la jornada de hoy, a 24 horas de que comiencen los paros parciales. Tanto la dirección de la empresa como los representantes de los trabajadores están convocados a las 9.15 en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) para tratar de apurar un acuerdo.

El único asunto que provoca ahora la movilización de los trabajadores es la aplicación de los cuadros de descanso. Se trata de un documento que regula los horarios exactos de los conductores, y que los propios trabajadores consensuaron con la empresa. Ahora, el comité pide que su contenido se incluya en el convenio colectivo para garantizar su cumplimiento.

Desde Avanza Zaragoza aseguran que no es necesario, ya que basta con que queden refrendados en un acuerdo. La empresa asegura que está en condiciones de aplicar los nuevos cuadros de descanso el próximo día 14, y que los trabajadores van a ser responsables del aplazamiento de su entrada en vigor.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, prefirió no entrar a valorar los motivos de la huelga ni la posibilidad de una desconvocatoria: "Mientras haya posibilidad de diálogo y de que se sienten a hablar las partes, cuanto menos hablemos nosotros mejor". "Tienen que buscar soluciones para no perjudicar a los zaragozanos", añadió.

Las jornadas previas han estado presididas por la tensión entre ambas partes, que se han cruzado reproches. Los trabajadores dijeron que la empresa "se ha reído" de ellos con su actitud, mientras que Avanza Zaragoza calificó la huelga de "surrealista" y de "oportunista". La contrata del autobús urbano llegó a insinuar que los motivos reales de la movilización puede ser "las promesas a sus afiliados" de los sindicatos o su "afán de protagonismo".

Etiquetas
Comentarios