Despliega el menú
Zaragoza

Cientos de afectados por la suspensión de un festival en Zaragoza: la empresa no les devuelve el dinero de las entradas

Más de 170 personas han creado un grupo de Facebook para aunar fuerzas y reclamar la devolución del importe del 'Uno Music Fest'. La empresa promotora anunció hace dos semanas por redes sociales que cancelaba el evento y desde entonces parece haberse esfumado.

Cartel del festival cancelado en Zaragoza 'Uno Music Fest'.
Cartel del festival cancelado en Zaragoza 'Uno Music Fest'.

Fiesta de año nuevo, actuaciones artísticas, zona 'chill out', 'food trucks' y casi 24 horas de música electrónica en directo de la mano de disyóqueis nacionales e internacionales. Todo esto prometía el festival 'Uno Music Fest', previsto para el pasado 1 de enero en la Feria de Zaragoza. Sin embargo, a escasos días del evento, la empresa promotora, Creaductions S.L., lo canceló sin más aviso que un mensaje a través de su cuenta de Facebook. Ahora, cientos de afectados han creado un grupo en la misma red social para intentar aunar fuerzas y reclamar su dinero por vías legales, ya que, por el momento, siguen sin obtener respuesta por parte de los organizadores.

Según señalan desde la Feria de Zaragoza, aunque la empresa anunciaba la celebración del festival en este espacio, no se habían cerrado todos los permisos necesarios para la organización del encuentro musical.

"El 19 de diciembre publicaron un mensaje en Facebook en el que simplemente decían que se cancelaba 'por causas ajenas a la organización', pero no daban ninguna información del proceso de devolución del dinero. Había un silencio no habitual, así que decidí crear el grupo porque vi que no nos lo iban a devolver", relata Leticia, una de las afectadas y creadora del grupo de Facebook 'Uno music fest devolución', en el que ya se han juntado más de 170 personas en la misma situación. No obstante, los afectados podrían ser muchos más, puesto que la empresa intermediaria de venta de entradas, Xceed, asegura haber recibido unas 500 reservas a través de su página web, y las entradas también se vendieron en otras plataformas digitales como Ticketmaster, Eventbrite o Festicket.

"Yo compré cinco entradas a finales de noviembre y, por suerte, seguía la página de Facebook del festival, porque fue así como me enteré de la cancelación, con ese escueto mensaje que publicaron. Ya me había pasado alguna otra vez que me habían cancelado algún otro evento, pero nunca me había ocurrido que no me mandaran ningún mensaje ni nada para avisarme o para explicarme cómo me devolverían el dinero", cuenta Alberto Tutor, otro de los afectados. "Hubo gente que ni siquiera se enteró de que se había cancelado el festival. Unos franceses se presentaron allí el día 1 de enero y se encontraron con que no había nada, después de bajar hasta Zaragoza...", añade.

El precio de las entradas oscilaba entre los 25 y los 45 euros, por lo que, aún suponiendo que solo se hubieran vendido esas 500 entradas que apunta la empresa intermediaria, los promotores podrían adeudar como mínimo entre 12.500 -si todas esas entradas fueran a 25 euros- y 22.500 euros -si fueran a 45 euros- a los afectados. Sin embargo, es probable que esa cantidad sea superior, ya que, dado el silencio por parte de los promotores del evento, se desconoce la cantidad total de localidades vendidas.

Por el momento, los miembros del grupo de Facebook de afectados han creado una publicación en la que van indicando la cantidad que les deben los promotores en concepto de las entradas que nunca pudieron utilizar. Muchos de ellos compraron, además, billetes para el "transporte oficial" del festival, un autobús que supuestamente iba a trasladarlos desde el pabellón Príncipe Felipe hasta la Feria de Zaragoza, donde se iba a celebrar la fiesta. "Nosotros tenemos 2 entradas 53,70 + 2 buses 13,80, en total son 67,50 €", señala uno de los cerca de 100 comentarios que ya reúne la publicación. Solo la suma total de lo que se ha publicado hasta la fecha -hay que tener en cuenta que no todos los afectados son miembros del grupo de Facebook- supera ya los 7.000 euros.

Pero, además de las entradas y el autobús, algunos también reclaman los costes del tren de ida y vuelta a Zaragoza, ya que los promotores del encuentro musical ofrecían un 30 % de descuento en Renfe para desplazarse hasta la capital aragonesa y asistir al festival. Asimismo, la página web del evento redirigía a la del Hotel Santos Diagonal Plaza como "alojamiento oficial". Desde este establecimiento aseguran no haber recibido ningún mensaje ni llamada por parte de los promotores avisando de la cancelación del festival. "Nos enteramos por los mensajes que empezamos a recibir para cancelar las reservas. A ellos les mandamos un 'mail', pero no nos han respondido", señalan desde el hotel. "Recibimos unas 15 reservas, el problema es que algunas no son reembolsables ni modificables, pero estamos ofreciendo cambiar las fechas para que los afectados puedan aprovecharlo en otra ocasión".

Sin noticias de los organizadores

Desde que los afectados conocieron a través de Facebook la noticia de la cancelación del festival el día 19 de diciembre, han tratado de ponerse en contacto por todos los medios con los organizadores, pero no han recibido respuesta. Además, las últimas publicaciones de las cuentas de Facebook e Instagram del festival y de la empresa promotora, Creaductions S.L., son del 13 de diciembre. Esta empresa tampoco ha atendido las llamadas de HERALDO ni ha respondido al correo electrónico.

Mientras que los afectados tan solo han recibido un mensaje automático a través de Facebook que dice que "se está realizando el proceso de la devolución de las entradas con las 'ticketeras", una de las empresas intermediarias, Xceed, asegura que no ha podido ponerse en contacto con los promotores para pedirles explicaciones. Desde esta empresa sí que enviaron un mensaje a los usuarios que habían comprado sus entradas a través de su plataforma para avisarles de que el festival había sido cancelado. "Xceed nos envió un correo disculpándose por la cancelación, pero nos dijeron que ellos no nos podían devolver el dinero porque los fondos habían ido directamente al promotor del evento. Nos dieron el correo de Creaductions, pero no nos contesta nadie", explica Leticia.

"Nosotros trabajamos como intermediarios y también nos hemos visto afectados, ya que, además, éramos patrocinadores del evento y pusimos dinero como empresa para marketing y promoción", señalan desde la intermediaria de venta de entradas Xceed. "Nosotros no tenemos el dinero, lo tiene el organizador del evento y no podemos ponernos en contacto con él", añaden.

Desde la empresa intermediaria aclaran que habitualmente no se pasa el dinero recaudado con la venta de entradas al promotor hasta que no se ha celebrado el acto, o se envían solo "adelantos". Sin embargo, en esta ocasión, "fue diferente". "Confiamos en el organizador por el acuerdo de patrocinio al que llegamos con ellos". No obstante, aseguran que "desde diciembre" empezaron a notar que "la cosa iba un poco rara porque había algunos artistas que cancelaban o que no confirmaban su asistencia".

Esta percepción es la misma que tienen algunos de los afectados, quienes dudan de que sea una cancelación por "motivos de fuerza mayor", como alegaron los promotores del festival, y sospechan de que se trate de una estafa. "A los 'dj's' los hemos etiquetado en las publicaciones de Facebook para ver si dicen algo porque algunos de ellos, como '2manydjs', ni siquiera tenían anunciada su participación en su página web, cuando sí que publican todos los eventos en los que participan", afirma Leticia. "Igual pensaron que iba a haber más gente... quizá si hubieran vendido más entradas lo hubieran mantenido", añade. "He pensado las dos cosas, pero si fuera una estafa de verdad, no entiendo por qué cerraron la venta de entradas tantos días antes del festival...", se pregunta Alberto.

Reclamación a Consumidores y denuncia penal

Después de más de dos semanas sin recibir noticias por parte de los organizadores del evento sobre la devolución del precio de las entradas, los afectados han comenzado a moverse para tomar medidas legales. Por el momento, tras consultar con abogados, les han recomendado poner una reclamación individual -una por cada afectado- ante la Organización de Consumidores. En la comisaría de policía también les han remitido a Consumidores y les han sugerido esperar un tiempo antes de interponer una denuncia colectiva por vía penal.

Etiquetas
Comentarios