Zaragoza
Suscríbete

Deseos que ya pueden ser cumplidos

Alrededor de 15.000 tarjetones con propósitos y anhelos se han colgado en el árbol de los deseos de la plaza del Pilar. Ahora, con el nuevo año, tienen posibilidad de ser reales.

El árbol de los deseos de la plaza del Pilar ha portado hasta 15.000 tarjetones con anhelos.
Deseos que ya pueden ser cumplidos

El 2019 ha traído consigo la posibilidad, o no, de que los, aproximadamente, 15.000 deseos y propósitos que durante un mes han colgado del gigante árbol de la plaza del Pilar, se hagan realidad.

Los resultados más inmediatos se podrán ver en unos escasos cuatro días cuando se producirá un hecho mágico en cientos de miles de hogares. Tres hombres, con sus tres camellos, colocarán cuidadosamente los regalos que protagonizan cartas y, también, tarjetones en el árbol de los deseos. Entonces, se demostrará si el gran ejemplar ha sido parada obligatoria para Melchor, Gaspar y Baltasar y también para la magia del nuevo año que acaba de comenzar.

Los hay soñadores: "Ojalá los Reyes Magos me traigan un Playmobil" y también aquellos que no se andan con rodeos y casi obligan a sus majestades a cumplir su misión: "El 6 de enero quiero un perro, y una perra también, debajo del árbol". Con una caligrafía inconfundible, los más pequeños de la casa, colgaron sus deseos más profundos esperando que el árbol hiciera uso de sus poderes. Sin embargo, desear no es solo cosa de niños. Aunque, a medida que la edad avanza, cambian las prioridades.

Las matemáticas siempre han sido la asignatura hueso por excelencia. Por ello, a los que eso de los números no se les da del todo bien y ya rozan la desesperación, solo les queda pedirle a este nuevo año un poquito de suerte, y maña ya de paso. "Nada me haría más feliz que aprobar las matemáticas por fin", reconocía el autor de una de las tarjetas del árbol navideño. El éxito académico es una de las peticiones que más adeptos parece concentrar en el año nuevo: "Aprobar de una vez la oposición", "Graduarme este año" y también deseos para otros, que ya denotan hastío: "Que Celia apruebe de una maldita vez todas que le han quedado durante este curso", son solo algunos ejemplos. Suerte también es lo que necesitan aquellos a los que el carné de conducir se les ha atragantado unas cuantas veces y la premisa de "a la tercera va la vencida" ya no les es suficiente. "Al 2019 le pido que en el séptimo examen de conducir obtenga el apto", demanda uno de los tarjetones con el deseo de que los examinadores de tráfico tengan piedad este año.

Si hablamos de deseos, hay algunos que se repiten cada año, y se seguirán repitiendo hasta que la realidad social cambie. "Que pare el machismo y las violaciones a mujeres", "Que ningún niño tenga que sufrir violencia" o "Que no haya más guerra, hambre o pobreza en el mundo, por favor", reclaman algunos de los que aportaron su petición al árbol navideño.

"All you need is love" decían The Beatles. Y como el amor es todo lo que se necesita, algunos no dudan en pedir a este año que el suyo dure para siempre: "Deseo ser feliz con ella para siempre y reparar el daño causado". También están los que ejercen de Celestina: "Que Sofía y Dani salgan juntos" y los que aprovechan el árbol para declararse a aquel que trabaja unos cuantos metros allá en la muestra navideña: "Ligar con el chico de los trineos". Pero, sin duda, si hay un deseo por excelencia en el comienzo de cada año ese es ser feliz. "Ojalá que el 2019 traiga kilos y kilos de felicidad".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión