Despliega el menú
Zaragoza

Jesús Martín Casanova, alcalde de Encinacorba: "Mantener la banda es un orgullo"

Es su segundo mandato como alcalde por el PP. Antes lo fueron su padre, durante 20 años, y su cuñada. Apenado por el cierre de la escuela, valora el servicio de tren

El alcalde de Encinacorba, Jesús Martín Casanova, junto a la fuente de la localidad.
Jesús Martín Casanova, alcalde de Encinacorba: "Mantener la banda es un orgullo"
Macipe

¿Qué ha cambiado en estos años al frente del Ayuntamiento?

Teníamos una deuda bastante fuerte y estábamos intervenidos por el Gobierno por incumplir la regla de gasto. Hemos ido pagándola y estamos más libres, pero seguimos atados de pies y manos.

¿En qué se ha trabajado durante sus años en la alcaldía?

En la pavimentaciones de calles, renovación de redes de forma puntual y en Santa Cruz hemos hecho una especie de merenderos y un espacio para hacer fuego durante todo el año. También se ha renovado el alumbrado y parte del pabellón polideportivo.

¿Qué queda por hacer?

Estamos reformando más calles, el camino de la Estación y tenemos en mente arreglar las entradas de los caminos.

¿Tenía experiencia previa en política local?

No, entré directamente como alcalde, dentro de las listas del PP aunque estoy como independiente. Mi padre fue alcalde durante más de 20 años y también ocupó el cargo mi cuñada.

¿Cómo es la labor municipal?

Ahora estoy jubilado, pero cuando entré, trabajaba y me suponía más esfuerzo el compatibilizarlo con la alcaldía. Lo que más tiempo lleva son temas de catastro, fincas, tipos de suelo… Y atender las necesidades que van surgiendo de los vecinos, sobre todo en verano.

¿Qué importancia tiene la uva?

Aquí no hay cooperativa, solo una bodega particular, que antes sí que era del pueblo. De aquí salía uva de mesa y moscatel. Muchos agricultores viven fuera, plantan aquí y la bajan a Cariñena.

¿En qué estado se encuentra su patrimonio?

La iglesia de Santa María y la ermita de Santa Cruz se han ido arreglando. Sin embargo, la de Santa Quiteria está muy deteriorada y se está hundiendo. Es de titularidad de la Iglesia, por lo que no podemos recibir ninguna subvención ni intervenir.

¿Se ha mejorado la CV-669?

La DPZ la ha arreglado y ha sido una gran satisfacción, porque mi padre ya lo intentó cuando estaba de alcalde y no pudo conseguirlo. Ahora queremos ensanchar varios tramos más hasta Cariñena. Han estado midiendo, pero no nos han dado una fecha.

¿Están contentos con el tren?

Tenemos cuatro trenes al día, que para un pueblo como el nuestro es muy importante. Y creo que la renovación de la línea Zaragoza-Teruel-Valencia nos puede beneficiar.

Van a recibir una ayuda del Instituto Aragonés del Agua para la mejora del abastecimiento.

Con la subvención lo que vamos a hacer es sacar el agua con energía solar y supondrá un ahorro.

¿Cómo cambia el pueblo durante la época estival?

Ya no tenemos escuela, pero en verano tuvimos hasta 27 chavales apuntados en las actividades.

¿Cuándo cerró la escuela?

En 2015 había cuatro niños, pero dos familias se fueron a mitad de curso. Al año siguiente ya no salió.

¿Hay perspectivas de que pueda reabrirse?

No sé, la gente no está en el pueblo. Es muy difícil que pueda reabrirse porque cada vez estamos menos gente empadronada. Es complicado que cambie la tendencia, pero tenemos que aguantar.

Lo que sí se conserva es la banda del pueblo.

Estamos muy orgullosos de la banda. Formo parte de ella desde hace unos 10 años y es todo un honor. Es la más antigua de Aragón con actividad ininterrumpida.

¿Cómo se organizan?

Nos cuesta mucho sacrificio, porque la gente vive en Zaragoza y tiene que venir a ensayar aquí, el director se desplaza desde Pamplona… Se paga la gasolina y es una inversión que compensa por la satisfacción de que siga funcionando. Hacemos cuatro conciertos subvencionados por la Diputación y alguno que va surgiendo.

Etiquetas
Comentarios