Despliega el menú
Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza pagará al final 12,3 millones por la expropiación del Tiro de Pichón

Cierra un acuerdo con la entidad deportiva para abonar 4,1 millones antes de que acabe el año y otros 3,1 en el primer semestre de 2019. Los intereses de demora supondrán 2,6 millones y se atenderán antes de junio de 2020.

Vista de los terrenos expropiados al Tiro de Pichón en el año 2007.
Vista de los terrenos expropiados al Tiro de Pichón en el año 2007.
Raquel Labodía

El Ayuntamiento de Zaragoza y la sociedad deportiva Tiro de Pichón han pactado un plan de pagos para atender la millonaria deuda que tiene la ciudad con esta entidad por una expropiación del año 2007 en la ribera del Ebro, en el barrio de La Almozara. En concreto, se van a abonar 4,1 millones de euros antes de que concluya el año 2018, mientras que se dejan 3,1 millones de euros para el primer semestre de 2019.

La gran novedad de este acuerdo está en los intereses de demora, que se suman a los 7,2 millones de deuda principal. Se abonarán otros 2,6 millones por este concepto, que deberán saldarse antes del 30 de junio de 2020. En total se pagarán 9,9 millones, que se sumarán a los 2,3 que se pagaron en 2009, por lo que al final el citado club deportivo cobrará de la administración local 12,3 millones de euros.

Con este acuerdo se cierra un largo proceso judicial para resolver las discrepancias sobre el valor de 11.799 metros cuadrados de suelo de La Almozara, que se expropiaron con motivo de la Expo 2008. El pago se produce después de agotar todas las vías judiciales y con una sentencia del Tribunal Supremo que daba la razón al Tiro de Pichón en su reclamación contra el Ayuntamiento de Zaragoza.

El Consistorio consiguió suspender la ejecución de la sentencia con un proceso de revisión de su propio expediente de expropiación, bajo el principio de que los terrenos eran dominio público hidráulico. No obstante, el Consejo Consultivo de Aragón volvió a dar la razón al Tiro de Pichón y con un informe vinculante frustró el último intento municipal de no pagar por estos suelos.

El gobierno de ZEC destacó que el acuerdo permite reducir la cuantía de los intereses de demora en 700.000 euros, dado que el Tiro de Pichón ha renunciado a los que le correspondían por la tramitación del expediente expropiatorio. La entidad también ha aceptado no cobrar la indemnización por daños y perjuicios derivada del pago tardío de los citados intereses .

El concejal de Economía, Fernando Rivarés, ha añadido que las cuotas se van a atender con cargo al fondo de contingencia municipal, pensado para gastos imprevistos. “Pagamos porque es obligatorio, y porque no queremos dejar ningún pufo a futuro”, ha dicho. En el caso de que no haya presupuesto en 2019, no habría problemas para atender la deuda dado que la partida es prorrogable.

Pese al acuerdo, el Ayuntamiento no renuncia a volver a los tribunales para reclamar por esos suelos. Ya lo anunció el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, hace unos días. Por eso, el gobierno municipal acordó que, en el caso de que hubiera una resolución administrativa o jurisdiccional por la que esos terrenos fueran declarados de dominio público y por tanto inalienables, este acuerdo quedaría sin efecto. Si el Ayuntamiento ganara en los tribunales , el Tiro de Pichón debería reintegrar el dinero.

Rivarés ha explicado que el Ayuntamiento “no va a cejar en la causa justa”, en referencia a un futuro proceso judicial. “El suelo es de dominio público, estaba mal hecha la expropiación. Los 12 millones no son justos y vamos a intentar que la CHE haga su trabajo de deslinde para recuperar el dinero que hay que pagar”, ha explicado. Precisamente que no estuviera hecho el deslinde de los terrenos fue el motivo por el que el Consejo Consultivo rechazó la pretensión del Ayuntamiento de revocar la expropiación.

"Los socios decidirán"

El presidente del Tiro de Pichón, José María Manrique, ha expresado su satisfacción por el acuerdo. También ha hablado del destino de este ingreso extraordinario. "Hay que dejar posar este asunto y analizar un montón de cuestiones. La primera, la fiscal. Después veremos qué hacemos. Estamos en una zona inundable y debemos contar con la CHE para cualquier nueva edificación. Los socios tendrán que decidir", ha afirmado.

Respecto a la posibilidad de que este asunto vuelva a los tribunales, Manrique ha manifestado su respeto por las acciones del Ayuntamiento de Zaragoza. "La corporación defiende sus intereses y nosotros, los nuestros", ha concluido.

Etiquetas
Comentarios