Zaragoza

El sospechoso del crimen de la maleta y la víctima quedaron a través de una 'app' de contactos gais

La juez envió a prisión al detenido, un joven de 26 años y natural de Guatemala, que negó los hechos.

El cadáver fue hallado en una maleta en un piso de la calle Vía Verde, en el barrio Oliver.
El cadáver fue hallado en una maleta en un piso de la calle Vía Verde, en el barrio Oliver.
José Miguel Marco

Jonathan Witmar B. N., de 26 años, natural de Guatemala, se encuentra en la prisión de Zuera desde la noche del martes, donde fue enviado por la juez de guardia como presunto autor de un delito de homicidio. La Policía Nacional lo detuvo el 24 de diciembre, dos días después de que un inquilino que tenía subarrendado en su piso de la calle Vía Verde, en el barrio Oliver, encontrara en una habitación el cadáver de J. M. V., de 48 años, metido en una maleta.

El fallecido, vecino de Madrid, se había trasladado a Zaragoza a mediados de mes para encontrarse con Jonathan Witmar B. N., al que supuestamente había conocido a través de una aplicación de contactos gais. J. M. V. llegó a la capital aragonesa en una furgoneta que la Policía encontró en el mencionado barrio y en la que podría haber llegado a pernoctar. Su familia, alarmada por no tener noticias de él y no contestar a las llamadas que le hacían a su teléfono móvil, decidió denunciar su desaparición en una comisaría madrileña.

El pasado 22 de diciembre la Policía de Zaragoza recibió la llamada de un varón que tiene alquilada una habitación en el domicilio de Jonathan Witmar B. N. Esa persona informó a los funcionarios del hallazgo de una maleta de grandes dimensiones con un cadáver en su interior.

Cuando los agentes se presentaron en la vivienda, comprobaron que el cuerpo era el de un varón, presentaba varios golpes en la parte posterior de la cabeza, hechos probablemente con un martillo, estaba desnudo y en posición fetal. En pocas horas, la Policía averiguó que se trataba de J. M. V., cuya desaparición había sido denunciada por su familia.

El día de Nochebuena los funcionarios del Grupo de Homicidios arrestaban a Jonathan Witmar como presunto autor del crimen. Pronto averiguaron que el sospechoso y la víctima se habían conocido a través de aplicaciones de contactos gais y el madrileño decidió trasladarse hasta la capital aragonesa para conocerle. A pesar de que el arrestado negó los hechos, sus explicaciones no convencieron a los funcionarios policiales. Tampoco a la titular del Juzgado de Instrucción número 10, que estaba de guardia el día de Navidad y lo envió a prisión tras tomarle declaración, asistido por el abogado Javier Cestero Brualla, designado por el turno de oficio para asistir al presunto criminal.

El letrado rehusó comentar el contenido de la declaración y solo manifestó que había accedido a contestar a las preguntas de la magistrada y había negado su relación con este crimen.

Las pesquisas continúan para determinar los últimos movimientos de J. M. V. en Zaragoza y qué relación había llegado a establecer con el presunto homicida. Igualmente, los agentes han investigado al inquilino de la vivienda que encontró la maleta por si hubiera colaborado de alguna manera ayudando al presunto criminal a ocultar pruebas.

Jonathan Witmar B. N. llevaba unos meses residiendo en Zaragoza donde llegó desde Guatemala tras ser absuelto de otro crimen. Al entrar en la cárcel de Zuera, le recogieron ropas para ser analizadas.

Etiquetas
Comentarios