Despliega el menú
Zaragoza

La exconcejala de Urbanismo de La Muela: "Me sentía ninguneada"

Miriam Fajardo declaró como testigo este jueves en la Audiencia y afirmó que Pinilla controlaba la urbanización del municipio.

María Victoria Pinilla, exalcaldesa de La Muela, accediendo a la Audiencia de Zaragoza en una de las sesiones del juicio.
Juicio por el Caso La Muela
José Miguel Marco

Como ya hiciera el 15 de febrero de 2016, Miriam Fajardo, exsecretaria personal de María Victoria Pinilla y exconcejal de Urbanismo de La Muela, volvió a declarar este jueves como testigo en la Audiencia Provincial de Zaragoza por el juicio de la Operación Molinos. Al igual que hace un par de años, fue una comparecencia extensa (duró más de dos horas) y pormenorizada.

Fajardo explicó al tribunal que entró a trabajar en el Ayuntamiento de localidad de Valdejalón después de presentar su currículum y mantener dos entrevistas personales con Pinilla, quien decidió contratarla como secretaria personal. Era 2001.

En ese puesto se mantuvo hasta mayo de 2007, cuando concurrió a las elecciones municipales en la lista del PAR. Un mes después tomó posesión como teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, área que conoce bien porque además de licenciada en Derecho tiene un máster en esta disciplina. Formó parte del Gobierno municipal hasta el 3 de agosto de 2009, cuando dimitió. La Operación Molinos había estallado cinco meses antes.

La fiscal Victoria Esponera interrogó a Miriam Fajardo durante más de una hora por cuestiones relacionadas con el funcionamiento de la sociedad urbanística de La Muela, la construcción de la circunvalación o la contratación de la empresa NTA para que llevara la gestión del agua en La Muela. También le preguntó por los viajes que organizaba el Ayuntamiento a precio reducido para los vecinos (subvencionaba el 50%) a la República Dominicana o Cancún, entre otros destinos.

Sobre este particular, Fajardo declaró no saber demasiado porque no era de su competencia, aunque apuntó que nadie "cuestionó" los viajes nunca y que las múltiples contrataciones con Viajes Sauco (bajo sospecha por trato de favor) eran "muy cómodas" porque los dueños de la agencia vivían en La Muela y podían atender incidencias en cualquier momento.

Fajardo sí que entró en detalles cuando habló de la disciplina urbanística. Sobre la sociedad que ordenaba la urbanización en La Muela, de la que ella formaba parte, dijo que "nunca le preguntaba nada", a pesar de ser la concejal responsable del área. "En la sociedad urbanística no se debatía: sus miembros se limitaban a asentir las propuestas que hacían Pinilla y Julián de Miguel (Aranade)", reiteró.

La exconcejala se expresó en la misma línea cuando le preguntaron sobre los problemas que rodearon la construcción de la circunvalación de La Muela. Cuando en 2008 la comisión provincial devolvió el proyecto al Ayuntamiento porque no se podía aprobar tal y como estaba, Pinilla "se disgustó mucho", según Miriam Fajardo. "Me dijo que removiera Roma con Santiago para sacar adelante la delimitación, pero era algo que estaba fuera de mi alcance", declaró.

El bloqueo tampocó sentó nada bien a José Carlos Fernández Delgado, dueño de la constructora Brocover. "Me llamó muy enfadado y me dijo que iban a rodar cabezas", apuntó la exconcejala, que añadió que fue el empresario madrileño quien le dijo que a la propia familia Embarba Pinilla le afectaba la paralización del proyecto porque poseían terrenos en esta zona de La Muela.

Respecto la adjudicación del mantenimiento de la red de aguas del municipio a la empresa NTA a principios de agosto de 2007, que realizó ella en calidad de alcaldesa accidental porque Pinilla estaba de vacaciones, apuntó que la mesa la diseñó la exalcaldesa y que a ella el procedimiento le suscitó algunas sospechas, aunque acabó dando la orden de contratación. "No tuve oportunidad de expresar mis dudas", se excusó a preguntas del abogado Enrique Esteban, que defiende a Antonio Fando, socio de NTA.

Ante la Sección Sexta de la Audiencia también pasaron este jueves varios policías nacionales y personal de Aduanas que participaron en los registros domiciliarios de la Operación Molinos, en marzo de 2009. Las preguntas de las acusaciones a estos testigos fueron encaminadas a asegurar que se había mantenido la cadena de custodia de las evidencias recogidas en las viviendas de los principales acusados y en el Ayuntamiento de La Muela.

El juicio del caso La Muela afronta ahora un parón de dos semanas, ya que la siguiente sesión se celebrará el 9 de enero.

Etiquetas
Comentarios