Zaragoza

El incremento de la presencia policial en Zaragoza no desalienta a los manteros

El Ministerio del Interior ha desplegado un importante dispositivo policial para garantizar un 'Comercio Seguro' durante la campaña navideña.

Incremento de la presencia policial en Zaragoza durante la campaña de Navidad
Incremento de la presencia policial en Zaragoza durante la campaña de Navidad
Toni Galán

El Ministerio del Interior ha informado de que acaba de poner en marcha un amplio dispositivo de seguridad para evitar los actos delictivos en las zonas comerciales de más afluencia durante la campaña de Navidad.

En Zaragoza, ese dispositivo afecta en especial a la calle de Alfonso I, la plaza de España y la plaza del Pilar, además de a centros comerciales como el de Puerto Venecia, donde los compradores llevan varios días viendo multitud de furgones y agentes armados de la Policía Nacional.

El plan, denominado 'Comercio seguro', se puso en marcha el viernes de la semana pasada y además de tratar de prevenir hurtos o robos, tendría también como objetivo, según informó el Ministerio del Interior en una nota de prensa, dificultar la compraventa de productos falsificados, de delitos relativos a la propiedad industrial y de cualquier otro tipo de acto delictivo.

Sin embargo, los comerciantes del entorno de la calle de Alfonso I aseguran que el top manta sigue formando parte del paisaje vespertino de esta vía peatonal, pese a la presencia policial. De hecho, desde una tienda de puericultura cercana a la plaza del Pilar informaban ayer de que este mismo martes, el dueño tuvo que salir a la calle para pedir a los manteros que no se pusiesen a vender justo en el escaparate de su tienda.

La problemática del top manta en Zaragoza viene de largo y, aunque no es una práctica tan multitudinaria como en Madrid o Barcelona, ha arraigado y cogido fuerza en vías en las que los comerciantes se ven perjudicados y se sienten olvidados. Si por un casual su mercancía incluye productos falsificados, el tema es competencia de la Policía Nacional. Si no, es asunto de la Policía Local.

Dejadez institucional

Desde la Asociación de comerciantes del entorno de Don Jaime denuncian la "absoluta dejadez" institucional respecto a un problema que afecta "sobremanera" al pequeño comercio del Casco Histórico. Óscar Sanz, su presidente, se muestra convencido de que, de haber voluntad política, la solución sería sencilla: "Hace unos años este problema estaba mucho más arraigado en el paseo de la Independencia. Entonces se puso a una pareja de agentes de la policía municipal a subir y bajar por esa calle casi de forma constante y el top manta desapareció. Al final se cansan", opina.

Carlos Vela es precisamente uno de los dos agentes que, durante trece años, dedicó toda su jornada laboral a pasear arriba y abajo por el paseo de la Independencia. Un mes de mañanas, otro de tardes. "Cuando íbamos por la tarde los manteros no se ponían a vender hasta que no nos subíamos de vuelta al cuartel a las 21.15. El día en el que nosotros nos jubilamos, en el 2006, nadie ocupó nuestro lugar. Ahora van en coche, se dan una vuelta de vez en cuando... y el efecto no es el mismo", reconoce.

De hecho, el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza ha mostrado en varias ocasiones su postura acerca de este tema. Hace poco, la adhesión de Zaragoza en Común a un manifiesto titulado 'Todos y todas somos manteros' levantó ampollas entre comerciantes y policías locales. Dicho manifiesto fue impulsado en septiembre por la Asociación de Inmigrantes Senegaleses de Aragón (AISA) y el Grupo Derechos Civiles 15-M tras ser denunciados por el Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Zaragoza por un supuesto delito de injurias al haber afirmado, al parecer, que los agentes de la policía local robaban mercancía a los manteros de Zaragoza y se lucraban con ello. El sindicato salió en defensa de los agentes y acudió a los tribunales mientras Zaragoza en Común se posicionó en el lado opuesto adhiriéndose a dicho manifiesto.

Competencia navideña

A día de hoy, en plena campaña navideña, los comerciantes de la calle Alfonso afirman que los coches de la Policía Local pasan por esa vía entre los puestos a ras de suelo de los vendedores ilegales y que estos ni se molestan en recoger la mercancía. "Saben que no van a intervenir", cuenta la dependienta de una tienda de productos de bebé.

Begoña Muñoz, presidenta de la Plataforma comercial y turística Zaragoza Centro, se suma a denunciar los perjuicios que provoca el top manta en el pequeño comercio y aprovecha para señalar que este problema se enquista con mayor facilidad en calles peatonales, por lo que lo relaciona de lleno con uno de los principales objetivos de la recién nacida plataforma: evitar la conversión del Casco Histórico en una isla peatonal que, de convertirse en realidad "aislaría a los vecinos y fomentaría este tipo de prácticas ilegales".

Según los datos ofrecidos en otras ocasiones por el Ministerio del Interior, la Policía Nacional sí actúa en Aragón para frenar los delitos contra la propiedad industrial, aunque no en el caso del top manta. Las últimas cifras publicadas en su portal estadístico corresponden al ejercicio 2016. Ese año, las fuerzas del orden requisaron al menos 3.709 imitaciones y copias en Aragón: ropa, calzado, perfumes, cedés, deuvedés... y detuvieron a 16 personas. Sin embargo, ninguno de estos objetos intervenidos procedían de la venta ambulante ilegal. Al contrario, la mayoría (2.228) se requisaron en puestos legales de venta ambulante.

Etiquetas
Comentarios