Despliega el menú
Zaragoza

Los cotillones más solicitados agotan sus entradas a dos semanas de Nochevieja

Ya no hay tiques para las fiestas de la sala Multiusos ni el Espacio Ebro. Los precios oscilan entre 20 y 60 euros.

La plaza del Pilar acogerá una fiesta para despedir el año.
La plaza del Pilar acogerá una fiesta para despedir el año.
a. navarro

Los zaragozanos tienen ganas de despedir el año. O eso parece por el ritmo de venta que llevan las entradas de algunos cotillones. En el ranquin de los espacios más solicitados para Nochevieja vuelven a repetir la sala Multiusos y el Espacio Ebro de la Expo, que ya han vendido todas sus entradas, además de la discoteca Supernova. En cuanto a sus precios, oscilan entre 20 y 60 euros y la mayoría ofrecen barra libre y música desde la 1.00 hasta las 6.00.

Cinco días es lo que tardó la Multiusos en agotar sus entradas. La organización, que corre a cargo de Locura Producciones, y por 45 y 50 euros incluye guardarropa, recena fría y caliente y sorteos. Desde el 20 de noviembre ya no dispensa más entradas, por ello algunos han empezado ya con la reventa a través de internet. La Multiusos es uno de los espacios que más aforo tiene para esta Nochevieja: hasta 3.500 personas pasarán las primeras horas del 2019 allí.

También agotadas están las entradas del Espacio Ebro. Su fiesta llamada ‘X Spain’ ha colgado el cartel de aforo completo y ha vendido todos los tiques, los últimos a 45 euros, y es que el precio fue subiendo conforme se fueron agotando. Además de la barra libre y el guardarropa, está incluido el transporte hasta el recinto de la Expo. Para animar la fiesta, a la que acudirán cerca de 1.500 personas, estarán los DJ Sergio Bonilla y Juan Morte. La Supernova Club, por su parte, va por su segunda tanda de entradas a 55 euros, las últimas costarán 60.

Los pinchadiscos Starkytch repiten en el Teatro de las Esquinas y prometen "un fiestón" con entradas a 25 euros. Para grupos de más de diez personas tienen un precio de 23, y todas incluyen una consumición y tentempié.

Otra fiesta ‘revival’ se ofrecerá en Las Armas. Según sus organizadores, este año habrá tres espacios diferenciados: uno dedicado a la música de los años 50 y 60; otro a los 80 y a los 90; y un tercero para los sonidos del siglo XXI. Las 200 primeras entradas cuestan 32 euros y el resto, anticipadas, llegan hasta los 37 euros. Los pases incluyen tres copas y guardarropas. En esta misma línea, la Sala López vende ahora sus entradas a 30 euros para una ‘noche bigotuda’, a cuyos mandos estarán cinco de sus DJ habituales._"Lo mejor de la casa", dicen.

Para los que no se quieran rascar el bolsillo, la plaza del Pilar emulará de nuevo a la Puerta del Sol de Madrid y recibirá al 2019 con fuegos artificiales y música en directo. Para los zaragozanos que se animen a acudir allí se repartirán 3.000 bolsas de cotillón. Esta cita se celebra desde 1999 y cuenta con un gran número de fieles. Está previsto que actúe la Orquesta Boston y que la fiesta se prolongue hasta las dos de la mañana.

Por otro lado, para los que empiecen el año con fuerzas, la Feria de Muestras acogerá el 1 de enero un festival de música electrónica que comenzará a las 10.00 y durará todo el día. Esta cita cuenta con DJ de renombre nacional e internacional como los belgas 2manydjs, la italiana Deborah de Luca o el español Cristian Varela.

Sin fiestas en el Felipe

A pesar del gran número de fiestas que se celebran el último día del año, ninguna puede recibir la calificación de ‘macrocotillón’. Solo los espacios de Parquin Norte y el Príncipe Felipe podían reunir unas 6.000 ya han pasado tres y cuatro años –respectivamente– desde las últimas celebraciones. En el caso del recinto de la Expo este año se quedó sin adjudicatario, y en el del pabellón no se ha vuelto a repetir la experiencia tras el caos de 2013.

Como es habitual, los momentos más críticos de los cotillones se vivirán sobre la 1.00, cuando comiencen a llegar los clientes, y al acabar la fiesta. Entonces se producirá el mayor caos: largas colas para el guardarropa, empujones… Por ello, la Unión de Consumidores aconseja guardar las entradas para posibles reclamaciones, así como las publicidades con los detalles que se ofrecían.

Etiquetas
Comentarios