Despliega el menú
Zaragoza

El vecino del Arrabal atropellado por un autobús sigue en la uci

La familia de Baldomero Perálvarez ha explicado que el hombre, de 53 años, está estable dentro de la gravedad.

Baldomero Perálvarez, herido grave, y Mireia Rosell, fallecida, son las víctimas del atropello del paseo de Echegaray y Caballero.
Baldomero Perálvarez, herido grave, y Mireia Rosell, fallecida, son las víctimas del atropello del paseo de Echegaray y Caballero.
Cedida por la familia

La Policía Local de Zaragoza continúa investigando el atropello registrado el pasado sábado en el paseo de Echegaray y Caballero y que le costó la vida a Mireia Rosell, vecina del Arrabal de 47 años, y dejó gravemente herido a su pareja, Baldomero Perálvarez, de 53 años. Los primeros datos que han trascendido del atestado apuntan a cierta responsabilidad de la conductora en el accidente.

La Unidad de Policía Judicial pidió ayer la colaboración de los testigos presenciales del siniestroy solicitó que se pusieran en contacto con los agentes que elaboran el atestado para recabar nuevos datos. El atropello, en el que se vio implicado un autobús urbano de la línea 36 (Picarral-Valdefierro) se produjo en torno a las 22.00 del pasado sábado 8 de diciembre en las inmediaciones del paso de peatones situado en la trasera de La Lonja, a pocos metros del puente de Piedra.

Las personas que presenciaran los hechos deben llamar al teléfono 976 724 141 y preguntar por el equipo número 10 de Policía Judicial, según especificaron fuentes de la Policía Local de la capital aragonesa.

Heridas en la pelvis y la pierna

Mientras tanto, Baldomero Perálvarez continúa ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital Miguel Servet. El estado de Baldo, como le conoce su entorno, mejora "poco a poco", según explicó ayer a HERALDO uno de sus sobrinos. "Sigue grave, ingresado en la uci, pero estable. Mejora poco a poco", detalló Pablo Perálvarez. "Ya le han retirado la sedación y está semiconsciente: intenta moverse, abre los ojos, nos mira...", agregó.

El hombre tiene graves heridas en la pelvis y en la pierna izquierda, según su sobrino, que por la mañana pudo visitarlo en la uci. El entorno de la pareja de vecinos del Arrabal que fue arrollada por el autobús urbano agradeció las muestras de cariño recibidas a lo largo de estos días. "Eran muy conocidos y nos está preguntando mucha gente preocupada", indicó el familiar.

Por su parte, Mireia Rosell, la víctima mortal del atropello, está siendo velada desde ayer por la tarde en la sala 9 del tanatorio de Servisa (camino de San Antonio, 43). La capilla ardiente permanecerá abierta a los amigos, compañeros de trabajo, conocidos y vecinos del Arrabal que quieran despedirse de Mireia hasta las 13.00 de hoy.

A esa hora, la comitiva fúnebre se desplazará hasta Mollerusa, la localidad ilerdense de la que la mujer era oriunda. Allí se celebrará una misa funeral en su memoria y después recibirá sepultura.

Recuerdo en el Arrabal

Mientras tanto, el barrio del Arrabal sigue conmocionado por el accidente porque la pareja residía desde hace más de una década en la calle de Sobrarbe y era muy conocida. A través de Facebook, la asociación del barrio también ha recordado a la vecina fallecida y se cuentan por decenas los mensajes de recuerdo y condolencia. Mireia Rosell era administrativa en el Grupo Pastores desde hace más de una década y Baldo trabaja en una carnicería del paseo de María Agustín.

La comunidad de vecinos en la que vivía la pareja trasladó lo que había sucedido a todos los residentes del bloque a través de una nota informativa colocada en el portal, situado a apenas 200 metros del puente de Piedra y pocos minutos a pie del lugar del atropello. "Estamos consternados por la triste pérdida y esperamos el mejor desenlace para Baldo", se puede leer en la misiva.

Etiquetas
Comentarios