Zaragoza
Suscríbete por 1€

Un 8% de los mayores de 65 años de Zaragoza sufre un 'deterioro cognitivo leve'

Tan solo un 5 % de los casos evoluciona en la enfermedad de Alzheimer.

El daño cerebral significativo de la enfermedad de Alzhéimer puede ocurrir años antes de que aparezcan síntomas.
El estudio ha contado con 5000 zaragozanos mayores de 65 años que han recibido un exahustivo seguimiento durante 17 años.
Aránzazu Navarro

Fallos de memoria, problemas para mantener la atención o la concentración, o dificultades en la resolución de problemas. Estas son algunas de las consecuencias del 'Deterioro Cognitivo Leve' (DCL), un ligero trastorno de la cognición que afecta a 8 de cada 100 personas mayores de 65 años en Zaragoza. Así lo determina la mejor tesis doctoral de Psiquiatría de España en el periodo 2016-2017, realizada por el Dr. Guillermo Pírez Mora en la Universidad de Zaragoza.

El estudio, pionero de su género en nuestro país, ha contado con una muestra representativa de cerca de 5.000 zaragozanos mayores de 65 años que han recibido un exhaustivo seguimiento durante 17 años como parte del Proyecto ZARADEMP, del que forma parte la tesis de Pírez. Un 8% de los individuos presentes en la muestra ha sido diagnosticado de DCL, un trastorno "leve" que todavía no afecta a las actividades cotidianas ni crea dependencia. "Se trata de un estadio transicional entre el declinar cognitivo propio del envejecimiento y la demencia", apunta el doctor.

El Deterioro Cognitivo Leve aumenta el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer y según el paradigma médico actual, una gran parte de los casos de DCL se convierte en su evolución en alzhéimer o en otras demencias. Sin embargo, los estudios analizados en la tesis doctoral de Pírez documentan que, en la población general y en un periodo de 5 años, tan solo un 5% de los casos de DCL evoluciona a un alzhéimer, según los criterios diagnósticos de Petersen. Esta cifra aumenta hasta un 10% si se utilizan los criterios diagnósticos de la recién generada clasificación de la American Psychiatric Association (DSM-5).

La tesis doctoral de Pírez no se decanta por un sistema diagnóstico ni por el otro, si bien alerta de la "alarma a nivel clínico" que puede generar la aplicación "de forma indiscriminada del sistema de Petersen, dado que es más laxo y se pueden colar individuos que no son casos de DCL y que, por tanto, se diagnostican mal", explica el autor de la tesis. Por el contrario, los criterios americanos son más restrictivos, por eso, la prevalencia del DCL es menor (4%), pero su posibilidad de derivar en la enfermedad de Alzheimer es mayor, puesto que el diagnóstico es más preciso.

Otro de los problemas de utilizar un criterio diagnóstico laxo es la posibilidad de diagnosticar "falsas demencias". Esto se debe a la fuerte asociación del DCL con psicopatologías como la depresión o la ansiedad, y a fenómenos "negativos" como la apatía, la anergia o el retardo psico-motriz. Estas patologías no se deben a las mismas causas cerebrales que la enfermedad del Alzheimer, sino que son potencialmente reversibles y, por tanto, deben ser diagnosticadas y tratadas adecuadamente.

DCL y mortalidad

Otro de los elementos pioneros de esta tesis doctoral es el estudio de la relación entre el DCL y la mortalidad. Los individuos con Deterioro Cognitivo Leve, a pesar de su larga supervivencia en general, tienen una mayor tasa de mortalidad, especialmente los diagnosticados con criterios americanos, con una mortalidad un 24% más alta que quienes tienen una cognición normal.

El grupo investigador de Pírez incide en la importancia de mantener una buena salud cognitiva y mantenerse "cognitivamente activos", aspecto "muy olvidado por la medicina". El deterioro cognitivo no solo influye negativamente la capacidad del individuo para desenvolverse en la vida diaria, sino que es un indicador de "mala salud en general", por lo que ha de ser detectado y analizado para ver sus causas y su potencial tratamiento.

La tesis de Guillermo Pírez Mora 'Deterioro cognitivo leve: análisis de la prevalencia, conversión a demencia y mortalidad' ha sido dirigida por el doctor Javier Santabárbara (Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública) y el profesor Antonio Lobo (Departamento de Medicina y Psiquiatría), ambos de la Universidad de Zaragoza. En el reciente congreso de la Sociedad Española de Psiquiatría le fue concedido el premio a la mejor Tesis Doctoral de Psiquiatría en España, en el periodo 2016-2017.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión