Despliega el menú
Zaragoza

Los zombis se enamoran en Alfamen

Los zaragozanos Laura y Marcos se conocieron hace año y medio en una Survival Zombie en Alfamén por lo que no podían celebrar su boda de otra forma…

Laura y Marcos se conocieron hace año y medio en una Survival Zombie en Alfamén
Laura y Marcos se conocieron hace año y medio en una Survival Zombie en Alfamén
Pepe Añón, Survival Zombie

La historia de Laura Estables y Marcos Latorre podría resumirse más o menos así: Lo que unió Survival Zombie que no lo separe el hombre. Ambos zaragozanos, ella panadera, él comercial de seguros, decidieron hace año y medio, el 22 de abril de 2017, participar en el juego de aventura Survival Zombi que tuvo lugar en Alfamén, cada uno, eso sí, con sus respectivos grupos de amigos. Hoy, él asegura que se fijó en ella desde el primer momento, Laura, sin embargo, no se percató de su existencia hasta que, inmersos en el juego, le propinó un empujón que lo endosó contra una pared.

Sea como fuere, hoy, 3 de diciembre de 2018, Laura (30) y Marcos (27) ya son marido y mujer, tras casarse este sábado en Alagón en un acto íntimo rodeado de familiares y amigos. Pero el destino todavía les guardaba una sorpresa, y es que una nueva cita de Survival Zombie iba a tener lugar, casualmente, el mismo día de su boda, en este caso en Zuera. “Decidimos escribir a la organización para contarles nuestra historia y enseguida nos dijeron que querían que fuésemos parte de esta edición, más que simples jugadores”, explica Estables.

Así pues, tras la comida y posterior celebración familiar, abandonaron a sus allegados en el restaurante El Fuelle de Zaragoza para participar en la cita zombie más conocida de España. “Consiste en un juego de acción en el que los supervivientes deben de huir de los zombies e ir pasando una serie de pruebas”, explica la zaragozana que, con esta, ha participado en un total de cinco ediciones, la de Zuera, dos en Calatayud y otras dos en Alfamén.

“Recuerdo esa noche, coincidimos en varias pruebas y él, en un momento dado, se inventó una excusa muy mala para pedirme el móvil diciéndome que era por si nos perdíamos”, recuerda ella. “Nada más verla le dije a uno de mis amigos, tengo que conseguir su número como sea”, añade él. Y así fue, tras seis horas de supervivencia –ambos lograron llegar al final de la partida con vida-; Latorre no tardó mucho en mandar el primer mensaje. “Nada más subirme al coche ya le escribí, al principio me daba largas me lo tuve que currar un montón”, bromea el zaragozano.

Y aunque la mayoría de parejas de su entorno se ha conocido en una boda, en el trabajo o de fiesta, aseguran que se sienten totalmente orgullosos de su original historia. En su caso,  fue la primera vez que Latorre participó en esta actividad, la cual le cambió la vida: “Quién me iba a decir que iba a conocer a la mujer de mi vida y a la madre de mi hijo”. Y es que, por si fuera poco, Laura está embarazada de cuatro meses, a espera de la llegada de Adrián.

“Cuando le dijimos a nuestros familiares que nos íbamos por la noche a Zuera vestidos de novios nos dijeron que si estábamos locos”, bromean; sin embargo, un grupo de amigos les acompañó en una nueva aventura, y desde el otro lado…

¿Hasta que la muerte los separe?

“Como estoy embarazada no podíamos hacer las pruebas como los demás, así que nos ofrecieron protagonizar la historia de esta nueva edición, y fuimos infectados en el principio del juego y transformados en zombies”, explica Estables. Y así daba comienzo una nueva edición de Survival Zombie, la 231 de su historia, titulada ‘El último refugio’.

La cita trasladó a los más de 350 asistentes a un invierno implacable en el municipio zaragozano convertido en un escenario post apocalíptico y a punto de convertirse en el primer bastión del renacer de la humanidad. “Llevamos seis años ‘infectando’ ciudades de toda España, y es una historia que continúa. En este caso los últimos supervivientes llegaban a Zuera donde tenían que tratar de refugiarse durante el invierno y sobrevivir a los zombies”, explica Noelia Vacas, directora creativa de la cita, una creación original de World Real Games (WRG).

“Es una mezcla de gimkana con teatralización, ya que contamos con un equipo de actores profesionales que dirige la trama”, afirma Vacas. Pero no todos los participantes eligen ser supervivientes, ya que en este caso, en torno a un 10%, comenzaron la partida como zombies. “Contamos con un equipo de medio centenar de maquilladores encargados de crear estos personajes. Además, el juego dura seis horas para todo el mundo, es decir, si te infectan te convierten y sigues participando”, añade.

En sus propias palabras, ofrecen una alternativa de ocio diferente: “es lo que nosotros llamamos ocio sano, otra manera de disfrutar de un fin de semana”. Una cita que ha pasado por lugares como Calatayud, Teruel, Alfamén, Monroyo y Zuera, entre otros.

Etiquetas
Comentarios