Despliega el menú
Zaragoza

Alrededor de 257 personas con discapacidad estudian en la Universidad de Zaragoza

Las carreras de Ciencias Sociales y Jurídicas concentran 108 alumnos, lo que las convierte en las más demandadas.

El gerente de Atades, Félix Arrizabalaga y la vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Zaragoza y presidenta de la red de Servicios de Atención a Personas con Discapacidad en las Universidades, Sadpu, Ángela Alcalá
El gerente de Atades, Félix Arrizabalaga y la vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la Universidad de Zaragoza y presidenta de la red de Servicios de Atención a Personas con Discapacidad en las Universidades, Sadpu, Ángela Alcalá

Alrededor de 257 personas con discapacidad reconocida, de más del 33%, estudian durante este curso escolar 2018-2019 en la Universidad de Zaragoza. Las carreras más demandadas por estos estudiantes son las pertenecientes a la rama de Ciencias Sociales y Jurídicas que acumulan 108 alumnos. Además el 51,8% de los alumnos son varones con discapacidad física.Así lo ha explicado este lunes la vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la entidad y presidenta de la red de Servicios de Atención a Personas con Discapacidad en las Universidades, Sapdu, Ángela Alcalá.

Desde el año 2008 el número de estudiantes con discapacidad en las diferentes universidades españolas se ha triplicado y ha pasado de 8.230 a 22.193. En la Universidad de Zaragoza se ha evolucionado desde 15 estudiantes matriculados en 2006/2007 hasta los 257 actuales. Un número que puede variar porque todavía no se ha cerrado la matrículaPrecisamente para la inclusión y para que "tener un compañero con discapacidad sea lo normal" es para lo que trabaja la red Sapdu, según ha comentado Alcalá.

Según las cifras del informe Odismet 2017, solo el 15% de los estudiantes discapacitados poseen estudios universitarios frente al 33,9% del resto de la población. La cifra se asemeja más cuando se habla de Enseñanza Secundaria Obligatoria, ESO. A nivel nacional, un 56,2% de personas con discapacidad tienen estos estudios frente al 56,7% de personas que carecen de ella. Además, según el estudio realizado por las 60 universidades españolas que componen el grupo de trabajo de CRUE, en estudios de Grado los alumnos discapacitados representan un 1,7% del total de estudiantes mientras que en Máster son 1,2% y en Doctorado son 0,9%, evidenciando así que "conforme aumenta el nivel de estudio disminuye el de estudiantes", tal como ha mencionado la vicerrectora.

Atades descubre nuevas realidades

Este lunes, Día Internacional de las Personas con Discapacidad, ha sido el elegido por Atades para presentar su nuevo marco organizacional y su Plan Estratégico para 2018-2022. El foco, desde el nacimiento de la entidad en 1962, continúan siendo las personas con discapacidad intelectual. Para favorecer su inclusión, los propios usuarios de Atades serán los que conformen el nuevo Grupo de Autogestores con objeto de que tomen decisiones y gestionen la entidad que les acoge, según ha explicado el gerente de Atades, Félix Arrizabalaga. Además la institución también ha creado el Consejo Asesor que estará compuesto por profesionales de distintos ámbitos en vistas de realizar una "gestión transversal" que implique a diferentes sectores.

Además, tal como ha comentado el gerente, la entidad se está encontrando con nuevas realidades a las que dar soluciones. Una de ellas es la discriminación que sufren las mujeres con discapacidad que "se enfrentan a dos adversidades en la sociedad en la que vivimos: discriminación por género y por ser discapacitadas. Nosotros lo que queremos en mostrar que la inclusión de los discapacitados no es cuestión de género". La otra realidad en la que se ha hecho hincapié es en el envejecimiento de la población.  "Las personas con discapacidad envejecen, por ejemplo el colectivo de personas con Síndrome de Down ha aumentado su esperanza de vida hasta los 60 años. De igual manera que ellos se hacen mayores, las familias que los cuidan también", ha comentado Arrizabalaga. Por ello, desde Atades están estudiando nuevas vías para intentar prolongar la estancia de las personas discapacitadas en su entorno familiar. Una de ellas es el desplazamiento de profesionales hasta los domicilios o crear residencias familiares de edificios tutelados donde las personas con discapacidad y sus familias tengan disponibles servicios asistenciales.

Etiquetas
Comentarios