Despliega el menú
Zaragoza

La asociación Pierres de Tarazona premia la accesibilidad de once edificios públicos de la ciudad

Los distintivos se han entregado coincidiendo con la celebración del  Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Miembros de Pierres entregan el distintivo de 'espacio accesible' al centro de salud de Tarazona.
La asociación Pierres de Tarazona premia la accesibilidad de once edificios públicos de la ciudad
N.B.

Cada 3 de diciembre se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y la Asociación de Personas con Diversidad Funcional Pierres de Tarazona ha decidido celebrarlo otorgando una distinción a once edificios públicos de la ciudad que son plenamente accesibles.

Así, han recibido este reconocimiento el Instituto de la Seguridad Social, el centro de salud, el colegio Moncayo, el juzgado, el edificio nuevo del Ayuntamiento, la Oficina Municipal de Cultura, el Hogar Doz, el Centro de Mayores, la ludoteca, el parque de los bomberos, y el centro ocupacional. Además, se ha querido añadir a esta lista el trabajo realizado por la Fundación Tarazona Monumental en la catedral de Santa María de la Huerta.

“Hoy es un día para visibilizar a aquellos que facilitan que las personas con movilidad reducida accedan a los espacios públicos y reivindicar a los que no cumplen la normativa”, dice Ana Martínez, trabajadora social de Pierres.

Y es que según explican desde esta asociación, la normativa en Aragón daba de plazo máximo hasta el año pasado para que “todos los edificios públicos fueran accesibles, algo que no se cumple en muchos espacios de la ciudad”.

De hecho, la lista de inmuebles públicos que no son accesibles o tienen acceso limitado es casi igual de larga. Haría falta acondicionar la sede de la Comarca de Tarazona y el Moncayo, los Servicios Sociales, el Conservatorio Profesional de Música, el Centro de Educación de Adultos ‘El Pósito’, el colegio Joaquín Costa, el instituto Tubalcaín, la escuela infantil, la Escuela Oficial de Idiomas y la oficina delegada de la DGA.

Usuarios de la asociación de Pierres, se han encargado de entregar las pegatinas en los edificios reconocidos para que ahora estén identificados como espacios accesibles. La concejala delegada del Área de Bienestar Social, Eva Calvo, reconoce que todavía queda mucho por hacer, pero ha destacado el compromiso del Ayuntamiento para ir eliminando barreras, poniendo como ejemplo la intervención que en breve va a realizarse en las aceras de la avenida de Navarra.

“El centro de salud no tiene barreras arquitectónicas, así que estamos muy contentos de que sea totalmente accesible, porque además un porcentaje alto de personas que vienen no tienen facilidad a la hora de moverse”, señala la celadora Paquita Ríos. “Nuestro objetivo es que el colegio sea accesible para todos y por eso llevamos reclamando por fases su adaptación. Primero fue la instalación de un ascensor cuando se amplió el centro, luego una rampa, y este verano, otras rampas que faltaban para llegar a los patios de recreo”, añade Héctor Sáez, director del colegio Moncayo.

Pierres cuenta en la actualidad con 250 socios, y de manera habitual, participan unos 120 usuarios en los servicios que ofrece la asociación.

Etiquetas
Comentarios