Despliega el menú
Zaragoza

Unos 30.000 niños dejarán de pagar en el bus y el tranvía a partir de enero pero otros 35.000 seguirán pagando como adultos

Los planes de ZEC beneficiarán a los niños de 4 a 7 años, mientras que los de 8 a 13 seguirán pagando como adultos.

Imagen de archivo de la parada de tranvía de la plaza de España.
Imagen de archivo de la parada de tranvía de la plaza de España.
P. F.

Unos 30.000 niños empadronados en Zaragoza con edades entre 4 y 7 años (incluidos) podrán dejar de pagar el bus y el tranvía a partir de enero. Serán los beneficiarios de la gratuidad en el transporte público para los menores de 8 anunciada esta semana por el equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZEC). Mientras que los que tienen entre 8 y 13 (más de 35.000, según los últimos datos del padrón) seguirán pagando como adultos.

Este jueves comienza el debate del estado de la ciudad, en el que la movilidad será uno de los principales temas de discusión. El PP defenderá una propuesta para crear un abono mensual joven con una tarifa plana de 15 euros para usuarios entre 8 y 26 años, que podría beneficiar a unos 110.000 jóvenes. Ahora, solo los titulares del carné joven (entre 14 y 26 años) tienen derecho a bonificación para los abonos trimestrales y anuales. Con estas condiciones, un niño de 10 años paga más que uno de 25 con carné joven.

ZEC ya había anunciado hace un año su intención de impulsar la gratuidad del bus y el tranvía para los menores de 8, en respuesta a la demanda ciudadana y para fomentar el uso del transporte público. Pero la puesta en marcha se ha retrasado por la "complejidad" del expediente, según explicó este martes el concejal de Economía, Fernando Rivarés. Ahora llega la confirmación, a cinco meses de las elecciones, aunque aún no hay fecha exacta. Empezará en enero, probablemente después de Navidad, según apuntan fuentes de Servicios Públicos.

El equipo de gobierno valoró hace meses el coste de esta medida en 600.000 euros, aunque ahora matizan que es un dato poco preciso porque no tiene en cuenta el aumento previsto de usuarios adultos. La propuesta del PP para un abono mensual joven con tarifa plana tendría un coste de en torno a un millón de euros, aunque se compensaría en parte con el aumento de viajeros, según apuntó el portavoz, Jorge Azcón.

El autobús y el tranvía tienen las tarifas congeladas en Zaragoza desde hace varios años. El billete sencillo cuesta 1,35 euros a partir de 4 años (con tarjeta bus, el viaje sale a 0,74 euros). Hay abonos mensuales (42,95 euros), trimestrales (104,90) y anuales (359,45). Además, hay bonificaciones en los abonos para distintos colectivos: titulares del carné joven, familias numerosas, desempleados, por renta. Y los pensionistas viajan gratis. Rivarés también anunció que en enero se ampliará la edad del bono trimestral joven de los 26 a los 30 años: en vez de 104,90 pagarán 78,65 euros.

Satisfacción y dudas

El anuncio de la puesta en marcha de la gratuidad para los menores de 8 años ha sido muy bien acogido. "Estamos muy contentos, beneficiará a muchas familias. Aunque llega un poco tarde, lo hemos conseguido", afirma Mónica Lopes, una madre de Valdespartera con dos hijos, que en 2015 denunció ante el Justicia la falta de descuentos para niños en el transporte público en Zaragoza. Otras madres y padres lo han denunciado también antes y después que ella. El Justicia le dio la razón y sugirió al Ayuntamiento que aprobara descuentos y bonificaciones para menores.

Mónica tiene dos hijos, de 3 y 7 años, escolarizados en un colegio del centro porque en Valdespartera no había plazas suficientes. Esto le ha supuesto a su familia y a otras un gasto extra en transporte y comedor escolar. Mónica lleva a sus hijos al colegio en tranvía: cuatro viajes al día (el pequeño aún no paga), que con tarjeta ciudadana suponen tres euros al día. Esta familia se podrá beneficiar de la gratuidad para el pequeño pero el mayor pasará pronto a pagar como adulto. "Tendrían que estudiar también una tarifa plana o algún tipo de descuento para los niños a partir de 8 años", apunta.

La Federación de asociaciones de barrios de Zaragoza (FABZ) también aplaude la medida aunque plantea algunas dudas. "Nos parece bien que los niños de 4 a 8 años no paguen a partir de enero para fomentar la utilización del transporte público. ¿Pero cómo se va a pagar? ¿Cómo se va a hacer? Un requisito es tener tarjeta ciudadana. ¿Y los que no están empadronados en Zaragoza no se podrán beneficiar? ¿Se ha previsto un aumento de trabajo en la emisión de tarjetas ciudadanas, porque ahora muchos niños no la tienen?", señala Rafael Tejedor, vicepresidente de la FABZ.

La FABZ también pide alguna bonificación para los niños entre 8 y 13 años, que ahora no tienen derecho a ningún descuento y pagan como adultos. "Habría que pensar en descuentos o una tarifa intermedia del 50%, por ejemplo. Es una franja de edad en la que comienzan a moverse solos por la ciudad y utilizar el transporte público", apunta Tejedor.

Etiquetas
Comentarios