Despliega el menú
Zaragoza

Santisteve se lanza como candidato entre las críticas de la oposición

El alcalde pide "más tiempo" para concluir su proyecto y la oposición le responde que su etapa "se ha acabado".

El alcalde, Pedro Santisteve, instantes antes de iniciar su discurso en el salón de plenos del Ayuntamiento de Zaragoza.
El alcalde, Pedro Santisteve, instantes antes de iniciar su discurso en el salón de plenos del Ayuntamiento de Zaragoza.
Oliver Duch

El debate sobre el estado de la ciudad fue este jueves el primer gran acto de una larga precampaña que concluirá el 26 de mayo con las elecciones. A seis meses de esa fecha, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, pidió "más tiempo" para concluir su proyecto, además de anticipar algunas de sus promesas. Dijo que elevará las calzadas de las calles del Casco, defendió restringir el tráfico más contaminante en 2027 o prometió universalizar la teleasistencia. Pero la oposición dio su mandato por amortizado. "Es un cadáver político. Su tiempo se ha acabado", le espetó el líder de la oposición, Jorge Azcón.

Pasadas las 10 de la mañana, el alcalde se acercó al atril para iniciar su discurso. Abrió su intervención con el relato del agravio después de tres años y medio marcados por la crispación. Buscó a los grupos de la oposición desde el primer momento, a los que acusó de ser los actores "de una mala representación teatral".

Votación de las mociones aplazada hasta las 12.30
.video-responsive { position:relative; overflow:hidden; margin:0 auto 10px auto; padding-bottom:56.25%; height:0}.video-responsive embed,.video-responsive iframe,.video-responsive object { position:absolute; top:0; left:0; width:100%; height:100% }

Este viernes se presentan las mociones de los diferentes grupos municipales que posteriormente serán puestas a votación.

Pero fue ácido con PSOE y CHA, que le dieron la alcaldía y que le han permitido aprobar los presupuestos. Lamentó que no haya sido posible suscribir un acuerdo de gobernabilidad con estos dos grupos y se quejó de su "incomprensión" y de que "en muchas ocasiones" han sido "más beligerantes" que la derecha.

En su argumentación, la oposición encarna "la vuelta al pasado", la que intenta "instalar el pesimismo" en la opinión pública. Frente a esto, la acción del gobierno ha permitido "derrotar de manera sistemática" las posiciones de quienes querían "paralizar" la gestión de ZEC. "No lo han conseguido en absoluto", zanjó.

Así justificó tres años de dura confrontación entre el gobierno y la oposición, que culminaron con la crisis de las sociedades municipales en febrero, cuando Santisteve expulsó a parte de la oposición para hacerse con el control de los consejos de administración. Ni una palabra dedicó a una de las mayores crisis institucionales del Ayuntamiento en su historia reciente, que supuso su reprobación como alcalde. La oposición recordó con crudeza este olvido.

Sin un atisbo de autocrítica, repasó los ítems de su gestión e hizo hincapié en la sostenibilidad ambiental, las políticas sociales, el feminismo, la memoria histórica, la reducción de la deuda, la reforma del Mercado Central... Citó que el Banco Europeo de Inversiones ha autorizado el crédito de 72 millones de euros para el plan de vivienda o que las obras de la prolongación de Tenor Fleta empezarán en abril.

En clave electoral

El debate se dormía y Santisteve lanzó sus primeras promesas. Se movió por el terreno de lo conocido, sin grandes sorpresas. En clave electoral y con el horizonte de 2024, citó que el modelo de las calles de Don Jaime I y Espoz y Mina, con la calzada a la altura de la acera, se debe extender por las calles Casco Histórico, La Magdalena, San Pablo y San Miguel. Tendría dos millones en 2019 y cinco más en la siguiente corporación.

Reiteró un proyecto ya presentado, porque está recogido en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS): prohibir el acceso al centro de la ciudad de los vehículos más contaminantes en 2027 al estilo del proyecto Madrid Central de Manuel Carmena. Solo entrarían vehículos ecológicos y de residentes en los límites del segundo cinturón. También se comprometió a universalizar la teleasistencia a los mayores de 75 años que viven solos (se pasaría de 10.000 a 23.000 beneficiarios) o a diseñar un plan de recuperación de la huerta de Las Fuentes, que no incluiría vivienda.

Pero más allá de las promesas, fió la culminación de su proyecto a lo que pase en mayo. Y pidió incluso el voto. "Nos planteamos seguir impulsado acciones y políticas que vayan más allá de ese 26 de mayo de 2019. Estamos convencidos de que los vecinos y vecinas apoyarán mayoritariamente estas propuestas con su voto", destacó. "Zaragoza está hoy mejor que en junio de 2015", dijo.

"La ciudad ha retrocedido"

El turno de la oposición llegó por la tarde. Jorge Azcón, del PP, se arrancó con su consabida frase de que Santisteve es "el peor alcalde de la historia de la democracia" y subrayó su "incapacidad" de gestión. "No solo han paralizado Zaragoza, sino que la ciudad ha retrocedido", dijo Azcón, que señaló "la soberbia, el sectarismo y la confrontación" de ZEC.

Lamentó que Santisteve no hablara de limpieza y transporte, principales preocupaciones ciudadanas. Y señaló el clientelismo, los conflictos judiciales, "con todo el gobierno imputado por prevaricación", la huelga del bus, el "fracaso" de las municipalizaciones... Recordó las promesas incumplidas, como la auditoría "de la deuda criminal" o las 5.000 viviendas públicas, o la "agenda oculta", con el "golpe a la democracia" en las sociedades. No olvidó el cargo al erario de 16 euros para un bote de gomina.

Pero tras calificar al alcalde de "indigno" para el puesto, Azcón también se movió en clave electoral. Insistió en que el PSOE es responsable de los problemas de gestión que arrastra Santisteve por haberle dado la investidura. Lanzó algunas promesas: bonificaciones fiscales, aplicación de la tecnología a los servicios públicos, y una nueva política de movilidad eléctrica y generación de energías limpias. "El cambio urgente no va a venir de la mano de ZEC, PSOE y CHA", dijo.

¿Y el futuro? Azcón invitó a Ciudadanos a buscar un pacto que "acabe con 16 años de gobiernos de izquierdas". La portavoz naranja, Sara Fernández, no se escondió: tras decir que está dispuesta hablar con el portavoz popular "y con mucha gente", preguntó: "¿El PP apoyará a Cs si ganamos?".

Para Cs, ZEC "se ha enrocado en su minoría" y "ha dado la espalda a los ciudadanos". Al igual que el resto de los partidos, lamentó que no hablara de los autobuses o de la suciedad de las calles. Fernández censuró a Santisteve por hacer un discurso como "precandidato a unas primarias" en lugar de como alcalde y le dio el título de "alcalde más irrelevante de la historia de Zaragoza".

Según la portavoz del partido naranja, dos palabras definen a ZEC: "Hipocresía e irresponsabilidad". Cerró con la frase más repetida. "La única buena noticia es que su tiempo se acaba", dijo.

La tensión de la izquierda

La sesión confirmó la ruptura entre los grupos de izquierdas después de tres años de tensión. En su último debate como portavoz socialista, Carlos Pérez Anadón habló de "la historia de una decepción" y de "una oportunidad perdida". Justificó su apoyo inicial a ZEC porque "abrir la puerta a la derecha era dar paso al retroceso", pero frente a esa actitud del PSOE contrapuso la crisis de las sociedades. "Se pegaron un tiro en el pie y quebraron los últimos lazos de confianza", afirmó.

Desgranó la "deslealtad" con la que ZEC ha gestionado su relación con el PSOE y recordó los incumplimientos de los acuerdos presupuestarios. Citó el "sectarismo" y la "incapacidad para la gestión" como rasgos distintivos del gobierno y declaró: "Los socavones de su proyecto los han tratado de llenar con ocurrencias, confrontación y bronca".

Pérez Anadón vinculó la gestión de ZEC a la metáfora del "trampantojo político", con el que trata de "engañar" a la ciudadanía. En este concepto situó el PMUS y el plan de vivienda, dos proyectos que el PSOE, avanzó, no va a apoyar. "Señor alcalde, a pesar de su agónico intento de pedir más tiempo, su tiempo se ha terminado. Llegados a este punto, solo cabe vaticinar su defunción política".

Carmelo Asensio, portavoz de CHA, tampoco se ahorró calificativos, pese a haber sido el grupo más cercano al gobierno. Acusó a Santisteve de "atrincherarse en la planta noble" del Ayuntamiento y de viajar "al lado oscuro" con su golpe en las sociedades. "Zaragoza en Común se ha transformado en Decepción en Común", añadió.

Reprochó a ZEC no impulsar la segunda línea del tranvía, desincentivar la participación ciudadana y ser "un fiel cumplidor de los compromisos con la banca y con la patronal". Tensó más su discurso al hablar del PP, tras acusar a Azcón de representar "a la ultraderecha", después de que el portavoz popular le acusara de ser lo mismo que el PSOE.

A negociar el presupuesto

El turno de réplicas quedó para un anuncio. Santisteve ofreció a PSOE y CHA negociar desde el lunes el borrador de presupuesto para el año que viene. "No lo van a aprobar porque tampoco habrá presupuesto en el Gobierno de Aragón", auguró Azcón, quien a su vez recibió los ataques del alcalde: "Su modelo es poco de fiar". Tras 12 horas de debate, que sigue este viernes con la votación de las propuestas de resolución, casi todos se acusaron mutuamente de hacer discursos electorales. En eso sí hubo consenso.

Etiquetas
Comentarios