Despliega el menú
Zaragoza

Una "avalancha" de trabajadores en busca de alojamiento en los alrededores de Azuara

Son empleados que trabajan (o trabajarán) en la construcción del parque eólico. La mayoría solo se alojan de lunes a viernes.

Trabajos de construcción del parque eólico de Forestalia en Azuara
Trabajos de construcción del parque eólico de Forestalia en Azuara

"La gente te pregunta por la calle si alquilas una habitación o si conoces a alguien que lo haga", asegura una vecina de Belchite que trabaja en la sede comarcal. Este verano se puso la primera piedra del parque eólico de Azuara y desde la Comarca Campo de Belchite aseguran que los pueblos están recibiendo una "avalancha" de gente que viene a trabajar en su construcción pero que no encuentra pisos ni habitaciones para alquilar.

Se trata de uno de los nueve parques eólicos que levantará Forestalia como parte del Proyecto Goya en las comarcas de Daroca, Cariñena y Belchite y que hasta marzo de 2020 generará más de 500 empleos directos acumulados, según estimaciones de la empresa (más de 2.000 si se cuentan los indirectos). Los vecinos y propietarios de alojamientos rurales ya llevan un par de meses notando un goteo constante de trabajadores que quieren un sitio para dormir entre semana y además, desde Forestalia avisan de que "lo gordo" será durante el 2019, pues se espera tener el parque listo para empezar a funcionar hacia el mes de septiembre. “En los periodos pico de mayor actividad habrá más de 300 trabajadores trabajando simultáneamente sobre el terreno” avanzan desde Forestalia.

Patricia Moneva, encargada de la casa rural Jara, en Azuara, confirma que entre semana ella ya tiene la casa comprometida desde el mes de mayo y que prevé tenerla ocupada al menos un año más. Su casa tiene seis habitaciones y capacidad para catorce personas pero ha llegado a un acuerdo con la empresa para alquilarla de lunes a viernes a cinco trabajadores que utilizan la sexta habitación como salón. El fin de semana desocupan la casa y Patricia la dedica al turismo rural.

Hasta Fuendetodos ha llegado la afluencia, aunque de momento de forma más moderada. Allí, el propietario de un piso informa de que lo tiene ocupado entre semana por un ingeniero del parque que también lo deja vacío los fines de semana.

En Codo, los responsables de los apartamentos rurales Los Zafranales informan de que la empresa también se puso en contacto con ellos para alcanzar un acuerdo y tener dónde ubicar a sus empleados. Sin embargo, la cosa se ha ido retrasando, igual que en otros alojamientos de la zona. En un principio firmaron la reserva de los pisos desde el mes de junio pero ahora todo parece indicar que los inquilinos no llegarán hasta el mes de enero.

Los propietarios de alojamientos que ya están llenos dicen estar contentos por tener asegurada la ocupación entre semana, pero no todos los negocios están tan satisfechos. El gerente de un restaurante cercano a Azuara asegura que la llegada de tantos trabajadores se vendió "casi como un plan Marshall" para la zona y, dice, "nada más lejos de la realidad". "Son trabajadores de fuera que consumen lo menos posible. Sí notamos que servimos más comidas al mediodía pero la mayor parte se van a las casas después de trabajar y se gestionan allí. En las máquinas de tabaco sí se está notando más, claramente".

Estos días se han visto por las redes sociales anuncios de personas a las que les urge encontrar un alojamiento en la comarca para trasladarse con su pareja o familia. Pero de momento la cosa está complicada porque la mayor parte de los alojamientos rurales o pisos están comprometidos con la empresa para alquilarlos a trabajadores que vienen solos durante la semana y porque una simple búsqueda en los clásicos portales web del mercado inmobiliario permite comprobar que no hay pisos ni casas en alquiler que no estén dedicadas al turismo, es decir, que no sean hoteles, albergues o casas rurales.

Según informó Forestalia, una vez concluidas las obras trabajarán en la explotación del parque eólico de Azuara entre 60 y 70 empleados. Los vecinos esperan que esos puestos de trabajo sí permitan fijar población en estos municipios, dar empleo a la gente de la zona y atraer a familias de forma más estable.

Etiquetas
Comentarios