Despliega el menú
Zaragoza

El rastrillo de Atades, la antesala de los mercados navideños

La muestra, que celebra su novena edición, estará abierta hasta el domingo y todo lo recaudado irá a parar a la construcción de un nuevo colegio de la entidad.

Las seis casetas están abiertas en horario de 11.00 a 14.00 y de 16.30 a 21.00.
Las seis casetas están abiertas en horario de 11.00 a 14.00 y de 16.30 a 21.00.
Oliver Duch

La Navidad es época de rastrillos y el de Atades (Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad) es uno de los imprescindibles. Jabones artesanales, adornos navideños, productos ecológicos e incluso vino, son solo algunos de los productos que se pueden adquirir a partir de este martes en este mercadillo. La muestra, situada en la plaza de Aragón, estará abierta hasta el domingo en horario de 11.00 a 14.00 y de 16.30 a 21.00. Los primeros en acercarse y picar algún detalle fueron el presidente de Atades, Jesús Soto; el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve; y la consejera de Derechos Sociales, Mariví Broto.

Los voluntarios de Atades apenas habían abierto las seis casetas del mercadillo y ya se acercaban los primeros curiosos. "¿Y este mercadillo por qué es?", comentó una joven mientras adquiría el primer tarro de crema ecológica de calabaza elaborado por Gardeniers, el centro especial de formación de la entidad. Una excusa perfecta para ‘pecar’ y comprar algún capricho, pero con un fin solidario. Cada pequeña aportación es fundamental, ya que con lo recaudado en estos días se construirá el nuevo colegio de San Martín de Porres, donde se forman chicos de entre 3 y 18 años con discapacidad intelectual. Previsiblemente, las obras podrían empezar en junio.

En ediciones anteriores, se ha conseguido llegar a los 18.000 euros y el objetivo este año es batir los récords. "Esperemos que el tiempo nos acompañe y que la gente compre mucho para lograrlo", señaló el presidente. En ese mismo sentido, la consejera Mariví Broto incidió en la necesidad de "comprar con el corazón" en estas fechas de consumismo.

Entre los productos que se ofertan, la mayoría de ellos hechos artesanalmente por los usuarios, está el calendario que hace todos los años la entidad. En esta ocasión, los protagonistas –siempre chicos de Atades– aparecen en los parajes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido con motivo de su Centenario. Esta entidad atiende a más de 1.500 personas y cuenta con un centenar de voluntarios.

Etiquetas
Comentarios