Despliega el menú
Zaragoza

Multan a un taxista con 60 euros por entrar a orinar al baño del hospital Miguel Servet

El hombre asegura que  estaba el último en la fila de la parada de taxis y que solo le costó "dos minutos" entrar y salir. Pero la Policía Local no aceptó la excusa.

El taxista muestra el boletín de denuncia que le va a costar 60 euros.
El taxista muestra el boletín de denuncia que le va a costar 60 euros.
HA

Una “urgencia” en forma visita rápida al baño le va a costar 60 euros a un taxista de Zaragoza (la mitad, si la abona en el periodo de pronto pago). Porque ese es el importe de la denuncia que le impuso hace unos días una patrulla de la Policía Local por abandonar su vehículo en la parada situada a las puertas del hospital Miguel Servet. El denunciado explicó a los agentes que delante tenía otros siete taxis parados y le costó “dos minutos” entrar y salir para aliviarse. Sin embargo, la excusa no le sirvió de nada y se verá obligado a pasar por caja.

“No es el dinero, que también, porque al fin y al cabo somos trabajadores que intentamos ganarnos el pan. Pero es más la impotencia que sufres al sentirte atropellado injustamente”, asegura Román Terrer. El taxista reconoce que si tiene que pagar pagará, pero entiende que “situaciones de este tipo evidencian que algo no funciona bien”.

Los hechos que dieron lugar a la denuncia se produjeron el pasado 22 de noviembre sobre las 9.20. Como hace habitualmente, el taxista había empezado a trabajar a las 6.30 y no había ido en casi tres horas al servicio. “Al ver que estaba el último de la fila y que había compañeros para atender a varios clientes, me ausenté un momento para ir al baño. Pero es que no me podía aguantar más”, se justifica Román, consciente de para pagar la multa tendrá que hacer varias carreras extra.

El taxista, que ejerce desde hace seis años, recuerda que presta un servicio público con licencia municipal. “Los conductores del autobús y del tranvía tienen baños en la calle, pero a nosotros el Ayuntamiento no nos pone nada”, argumenta. “No me parece por ello ninguna barbaridad que aprovechemos este tipo de paradas para usar los servicios públicos”, apostilla el denunciado.

Preguntada por el caso, la Policía Local indica que entre las competencias de la unidad de Motoristas figura la de controlar el buen funcionamiento del transporte público. “Un taxi sin conductor en una parada representa un problema de movilidad, ya que impide que sus compañeros puedan adelantarle”, indican. De todas formas y pese a desconocer las circunstancias concretas del caso, entienden que tuvieron que ser más de dos minutos el tiempo que el taxista se ausentó

Etiquetas
Comentarios