Despliega el menú
Zaragoza

El arzobispo pide a Guillén que también actúe cuando se ofende a los fieles católicos

Vicente Jiménez responde a la carta de la DGA tras la polémica por la colocación del manto falangista a la Virgen.

Vicente Jiménez, fotografiado en la residencia arzobispal.
Vicente Jiménez, fotografiado en la residencia arzobispal.
José Miguel Marco

Al igual que hizo hace unos días con el alcalde de Zaragoza, el arzobispo Vicente Jiménez también ha enviado una carta al consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, para pedirle que "tenga la misma diligencia para actuar y recordar la legislación vigente cuando algunas personas injurien gravemente a la Virgen del Pilar y ofendan los sentimientos religiosos de los fieles católicos aragoneses". La misiva responde a otra que le envió Guillén el pasado miércoles recordando al Cabildo que en pocos meses entrará en vigor la nueva Ley de memoria democrática, que sancionará con multas de hasta 5.000 euros este tipo de hechos. Guillén censuró entonces la "lamentable exaltación de símbolos franquistas en el Pilar" y manifestó que al Gobierno de Aragón "no le vale solo con una disculpa, porque este es un hecho que ya se ha repetido en el pasado", en referencia a otro incidente de 2015, cuando la Virgen vistió un manto de la División Azul con simbología nazi.

El arzobispo asegura en su escrito que la Iglesia "manifiesta su compromiso con las leyes democráticas" e insiste en que la exhibición del manto falangista fue un error sin ninguna intencionalidad política. Recuerda que el Cabildo trabaja en "favorecer la convivencia, la reconciliación(...) y los derechos fundamentales en el marco de la Constitución Española y de los acuerdos Iglesia-Estado". Hace hincapié monseñor Jiménez en el artículo 10.2 de la Carta Magna, en el que se recoge que "las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades de la Constitución se interpretarán de conformidad (...) con los tratados internacionales sobre las mismas materias ratificados por España". En este sentido, recuerda que la Iglesia Católica tiene suscritos acuerdos con el Estado español, "que también obligan al Gobierno de Aragón". Por eso solicita al consejero socialista que también "actúe y recuerde la legislación vigente" cuando algunas personas "injurien a la Virgen del Pilar, patrona de Zaragoza y de Aragón".

Agresiones gratuitas

Aunque no lo cita, se refiere al episodio en el que el actor Willy Toledo hizo unas declaraciones ofensivas en las redes sociales a la Virgen, tras el que se reunieron 44.000 firmas de ciudadanos pidiendo que se declarara al intérprete persona non grata. Al igual que hace ahora con la DGA, el Arzobispado también reprochó al alcalde Santisteve su falta de apoyo en ese momento, dado que entiende que, más allá de las creencias religiosas personales de cada ciudadano, se llevó a cabo una agresión gratuita a uno de los símbolos zaragozanos.

El Cabildo Metropolitano convocó una reunión urgente el pasado martes para abordar la polémica tras la colocación del manto falangista a la Virgen, justo un día antes del aniversario de la muerte de Franco. En el ropero del Pilar se guardan más de 600 mantos, algunos de los cuales fueron donados hace décadas e incluyen símbolos preconstitucionales, pero el Cabildo está ultimando un protocolo para reforzar el control sobre los mantos que luce la Virgen.

Etiquetas
Comentarios