Despliega el menú
Zaragoza

Más del 97% de los zaragozanos no ha usado nunca el patinete ni la bicicleta de alquiler

Sin embargo, la mayor parte de los ciudadanos apoya su utilización y no descarta probar estos vehículos próximamente.

Un par de patinetes de alquiler en el paseo de la Independencia de Zaragoza.
Un par de patinetes de alquiler en el paseo de la Independencia de Zaragoza.
Oliver Duch

La movilidad compartida se está abriendo paso en Zaragoza. En los últimos meses, varias empresas de patinetes y bicicletas compartidas han aterrizado en la ciudad. Las calles se han convertido en un banco de pruebas de estos novedosos medios de transporte, y próximamente llegarán nuevas alternativas. Estamos viviendo un ‘boom’ de nuevos vehículos para transitar por la urbe, un momento de cambio hacia un espacio más amable, respirable y fluido. Sin embargo, son muchos los interrogantes que acechan a este modelo, sobre todo en lo que afecta a la convivencia con el peatón y con otros medios de transporte.


Según se desprende de la reciente encuesta elaborada por la consultora A+M para Heraldo, casi la totalidad de los zaragozanos todavía no ha utilizado ninguno de estos aparatos. Concretamente, el 97,3% de los preguntados reconoce que “nunca” se ha decantado por la opción del patinete eléctrico y el 97,7% hace lo propio con la bici compartida.

En ese sentido, cabe destacar que el sondeo facilita cifras muy similares en referencia a si los ciudadanos conocen las condiciones de alquiler o están al corriente de las restricciones de uso. La abundancia del “no” rotundo (en torno al 95% de media en los dos aparatos) lleva a pensar que estas compañías, dado el poco tiempo que llevan funcionando, no han terminado de darse a conocer.

Sin embargo, la mayor parte de los ciudadanos están a favor de la iniciativa (solo alrededor del 25% de los consultados dicen que les gusta “poco” o “nada” tanto el patinete como la bici) y no descartan utilizar estos vehículos en los próximos meses. De ahí que el grueso de los zaragozanos entiendan que se debe permitir que los usuarios circulen -tanto por el carril bici como por las calzadas- siempre y cuando dispongan de seguro, se limite su velocidad y lleven casco.

La encuesta también desvela que casi el 100% de los ciudadanos considera que estos vehículos se deben aparcar en “zonas señaladas”, y que las empresas deberían pagar un canon al Ayuntamiento por desarrollar su actividad en la vía pública.

Al respecto, desde el Consistorio apuntan que se está trabajando en una normativa de circulación que regule este fenómeno. Además, pretenden elaborar un sistema de licencias para las compañías que quieran prestar servicio, con objeto de controlar el mercado. En principio, no se les exigirá tasa por trabajar en Zaragoza, si bien no se descarta pedirles una especie de canon en forma de jornadas de concienciación y buenas prácticas para los usuarios.

Etiquetas
Comentarios