Despliega el menú
Zaragoza

La muestra de Navidad abrirá el viernes con medio centenar de puestos artesanos

La feria atrae cada año a más de 300.000 visitantes y volverá a tener una pista de hielo y el tobogán trineo.

Por los centros comerciales ya resuena el ‘hohoho’ de Papá Noel y en los colegios se ensayan villancicos a destajo. El adviento, no obstante, no llegará oficialmente a la plaza del Pilar hasta el viernes, que será cuando el alcalde encienda la iluminación y levanten la persiana el medio centenar de casetas tuneadas con acebo y espumillón.

Este año son 40 los puestos artesanos, a los que se suman dos tabernas y otras cuatro casetas que ocuparán las entidades solidarias. Este despliegue estará cercado por la consabida pista de patinaje y el tobogán trineo por el que la chavalería puede deslizarse desde 15 metros de altura. Regresan también las tirolinas del parque multiaventura, el tiovivo ecológico (con ponis de madera) y el árbol de los deseos, que cada año agota unos 15.000 tarjetones con mensajes de toda índole. También vuelve el muñeco de nieve de tres metros de altura que el año pasado los zaragozanos dieron en bautizar ‘Atrapacierzos’ y para este 2018 el ilustrador zaragozano Óscar Sanmartín ha diseñado una taza conmemorativa de la feria, cuyos beneficios se destinarán a Atades.

Canciones y musicales

Pocas novedades habrá respecto a ediciones anteriores, si bien el Consistorio –siempre bajo el lema ‘Navidad es cultura’– quiere reforzar los espectáculos en la plaza con impronta aragonesa. De hecho, se exige que el 80% de los artistas que se contraten para estos ‘shows’ sean de la tierra, por lo que habrá actividades vinculadas a la Tronca de Navidad y talleres de literatura juvenil de los que se suele hacerse cargo el colectivo Atrapavientos. Los gestores de la feria destacan algunos nombres propios de artistas: la compañía Callejeatro acercará el circo al escenario de la fuente de Goya, mientras que la academia de baile Virginia Bernabéu sorprenderá con varios musicales inspirados en cuentos navideños. También se prepara un recital de Trivium Klezmer y una verbena infantil con Raspa de Gato.

Entre unas actividades y otras, cada adviento pasan por la feria más de 300.000 visitantes, si bien la cifra final depende mucho de las condiciones climatológicas que se den en dos momentos clave: el puente de la Constitución y la semana en la que los chavales cogen vacaciones. Muchos de ellos lo que desean es recorrer el belén XXL, que volverá a ser el centro de la muestra con sus 56 figuras de tamaño real (más de un centenar sumando las pequeñitas) dispuestas en 1.800 metros cuadrados a los pies de la basílica del Pilar.

La feria, que cumple su undécima edición, estará abierta 38 días (hasta el 7 de enero) y la gestionará Zaragoza Eventos, que ganó el contrato, valorado en 25.000 euros, hace dos años.

Etiquetas
Comentarios