Despliega el menú
Zaragoza

El plan del Ayuntamiento para comprar un edificio de okupas y convertirlo en viviendas sociales

ZEC negocia con Bantierra la compra de un edificio en la calle Eva Duarte. Es la primera vez que el Ayuntamiento se plantea comprar un inmueble ocupado.

Algunos de los vecinos okupas del edificio de la calle Eva Duarte, 5, en el barrio Oliver.
Algunos de los vecinos okupas del edificio de la calle Eva Duarte, 5, en el barrio Oliver.
P. F.

Esta es la historia de un edificio ocupado, 12 familias en situación de exclusión social y una solución insólita que plantea el Ayuntamiento de Zaragoza. Hace cinco años, 12 familias con pocos recursos y sin vivienda ocuparon un edificio entero en la calle Eva Duarte, número 5, en el barrio Oliver. Era un edificio de apartamentos de nueva construcción, propiedad de Bantierra, que inicialmente quiso pactar con ellos un alquiler social. La intención del banco cambió -según cuentan los afectados- y la ocupación se prolongó sin papeles y con la amenaza del desahucio. La mediación del grupo Stop Desahucios, de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda y de la Asociación de Promoción Gitana paró los desalojos. Ahora, el Ayuntamiento planea comprar el edificio entero y destinarlo a viviendas sociales.

Es la primera vez que el Ayuntamiento de Zaragoza plantea esta opción: la compra de un edificio ocupado para aumentar el parque de viviendas sociales y para solucionar la situación de estas familias. "La política municipal no es esta. Nosotros apostamos por la mediación, por negociar con los propietarios, fomentar los alquileres sociales e ir aumentando progresivamente el parque público de viviendas sociales, como estamos haciendo. Pero la situación del edificio de Eva Duarte es excepcional y en este caso la compra nos parece una buena solución. Esta vía ya se está utilizando en otras ciudades como Madrid, Alicante o Sevilla. Si nos ofrecieran edificios a bajo coste, nos parece una nueva vía que se podría explorar", explica Pablo Híjar, concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Zaragoza.

La propuesta de Zaragoza en Común es comprar el edificio, adecuar las viviendas y realojar a las familias. La mayoría de las que ahora ocupan los pisos irían a otras viviendas sociales del Ayuntamiento y unas pocas tal vez podrían volver al inmueble de Eva Duarte después de las obras. Los trabajadores sociales municipales decidirían sobre las viviendas más adecuadas para cada familia.

La operación de Eva Duarte ya tenía números (unos 700.000 euros por el edificio) y un acuerdo a punto de cerrarse. El tema se debatió en el consejo de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda el 31 de octubre, pero finalmente se decidió retirar el expediente y renegociar con el banco. "Teníamos una oferta de Bantierra de 55.000 euros por cada una de las 12 viviendas, a lo que había que añadir el coste de adecuación de las viviendas y zonas comunes. Los pisos están en buen estado. Falta el ascensor, radiadores y algunas reparaciones. Estamos haciendo una memoria económica y estamos en conversaciones con la entidad. Nuestra intención es seguir adelante y volverlo a plantear más adelante en el consejo de Zaragoza Vivienda", afirma Pablo Híjar.

Los demás grupos municipales en principio no se oponen a la compra, pero con muchos matices. Hace falta una mayoría en el consejo de Zaragoza Vivienda para que el tema salga adelante. "No nos oponemos a la adquisición, puede ser una solución para incrementar el patrimonio de viviendas sociales, pero con condiciones. En este caso hay que renegociar a la baja el precio, que se acercaba al precio de mercado, y conseguir unas condiciones más ventajosas para el Ayuntamiento. Falta un informe económico de la situación real de los pisos y las obras necesarias. Y tiene que quedar claro que este no es el camino para legitimar la ocupación ilegal", afirma Lola Campos, la concejala del PSOE en la sociedad.

"No estamos en contra de que se compre el edificio, puede ser una solución, pero ponemos varias condiciones. Una es que estas 12 familias sean desalojadas, algunas de ellas han provocado problemas de convivencia en el barrio. Otra es conocer la lista de espera de demandantes de vivienda social en la ciudad para que estos pisos sean para las personas que más lo necesiten. Y tenemos muchas dudas sobre la tasación y el precio del edificio. El año pasado se tasó en 1.200.000 euros, y ahora en 800.000. Y queremos una valoración aproximada del coste de rehabilitación del inmueble. Incurrimos en una irresponsabilidad si lo compramos sin saber exactamente cómo está", afirma el concejal del PP Pedro Navarro.

Doce familias

En el edificio de Eva Duarte, 5 viven 12 familias gitanas, más de 60 personas entre adultos y niños. Todos los niños están escolarizados en colegios del barrio Oliver. Algunos de los padres y madres tienen trabajos temporales y otros están en el paro. Ninguno puedo asumir el coste de un alquiler en el mercado libre (mínimo 300 o 400 euros). Y están en lista de espera de la bolsa de vivienda social del Ayuntamiento.

"Son familias normales, sin recursos económicos, que por las circunstancias se vieron obligados a ocupar. Les han acusado de destrozar los pisos y ser incívicos. Es mentira", subraya Noé Bautista, portavoz de la Asociación de Promoción Gitana de Zaragoza, que está ejerciendo de mediador de las familias. Los vecinos okupas se encargan de la limpieza del portal y la escalera.

"No queremos legitimar ni favorecer la ocupación, queremos erradicarla. Pedimos que haya viviendas sociales suficientes para atender a estas familias y a otras que lo necesitan. La vivienda es un derecho constitucional", afirma Noé Bautista.

El Ayuntamiento de Zaragoza tiene 2.303 viviendas de alquiler social, cuyos alquileres oscilan entre los 85 y los 260 euros al mes. El número de pisos se ha incrementado un 50% esta legislatura, pero sigue siendo insuficiente. Hay cientos en lista de espera para una vivienda social. "Hacemos todo lo que podemos para aumentar el parque de vivienda pública, pero haría falta mayor implicación de todas las administraciones", señala Pablo Híjar.

Etiquetas